Se profundiza la crisis de la productora de Gastón Portal

Caja Boba

Los empleados que pasaron a retiro en GP Media no logran cobrar ni tienen fecha cierta de pago. Portal graba una ficción con otra gente.

La crisis financiera de la productora de contenidos de televisión GP Media Group, propiedad -en su pata argentina- de Gastón Portal, tiene a treinta trabajadores de la empresa en conflicto y sin cobrar.

La sucesivas situaciones complicadas desde lo económico llevaron a Portal a ofrecer retiros voluntarios a mucho de su personal en los últimos años. En marzo de este año, cuando salió del aire el programa "Medios locos" de la pantalla de América -que reemplazó en el verano a RSM, nave insignia de la productora, que terminó definitivamente- entró en colapso total, se atrasó con los sueldos y volvió a forzar retiros, pero a diferencia de los casos anteriores, esta vez no los paga.

Mucha gente aceptó resignada ante una situación irreversible: pasar horas sin tareas asignadas y un futuro incierto, el desgaste de un conflicto extendido y la incertidumbre de no poder cobrar su sueldo los llevaron a aceptar. Hoy no lo pueden creer. GP se presentó en convocatoria de acreedores y nadie cobra los retiros.

Para peor la productora recibió -por segunda vez consecutiva- un crédito del Incaa para producir una ficción en pleno proceso de grabación: "Babylon", con Norman Briski, Martina Guzmán y Diego Olivera. Lo curioso -y desalentador para los empleados históricos de la empresa- es que Portal decicidió contratar personal externo y tercerizado de productores nuevos, dejando sin tareas a los suyos, que podrían haber pasado a esa tarea para sostener las fuentes de trabajo.

Portal habría alegado que "son productores de archivo, no saben hacer ficción", subestimando la capacidad de su propia tropa.

Los empleados nunca pudieron hablar con él. Lucas Donantuelo, su apoderado, y Omar Daneri, su ex socio, dan la cara ante la gente que pide respuestas y ya va a Tribunales a accionar por la irregular situación. Muchos han podido reacomodarse en otras empresas y otros no consiguen trabajo en estos tiempos difíciles.

Algunos, para tener donde difundir la situación que atraviesan, crearon en twitter la cuenta @gpmierda en vez de GP Media. 

La situación de GP no es la única complicada. Otras productoras estarían atravesando crisis -no tan profundas pero notorias- con despido de personal incluido.

Dejá tu comentario