Camus Hacker, al borde de quedar preso por la extorsión a Susana: los chats que lo comprometen

Si bien Ioselli intentó evadir su responsabilidad penal culpando a terceros por la extorsión a Susana Giménez para no publicar el material sensible de su nieta Lucía Celasco, otra vez sus comunicaciones de WhatsApp vuelven a inculparlo.

La situación de Emmanuel Ioselli, alias Camus Hacker, está cada vez más complicada luego de que se conocieran los chats que mantuvo con el hombre que le compartió un video íntimo de Lucía Celasco, nieta de Susana Giménez.

Según consta en el expediente de la causa, las comunicaciones demuestran que Ioselli es el único que introduce la palabra “dinero” a cambio de no publicar las imágenes, indicando en los diálogos que además “ya posee experiencia en extorsiones y que es dinero fácil”.

CAMUS - 1.jpg

La Fiscal de la UFI 15 de La Plata, Cecilia Corfield, dio instrucción de citar a Jorge Zonzini, quien logró condenar a Camus hace cuatro años, y busca elevar la causa a Juicio para que sea resuelta por la Dra. Marcela Garmendia titular a cargo del Juzgado de Garantías N° 5 de La Plata.

camus -2.jpg

“Algunos comunicadores de TV ven a éste muchacho como un personaje pintoresco y no como lo que es, un delincuente que disfruta provocando acciones lesivas de imagen a inocentes”, lanzó Zonzini, quien indicó que va a declarar “con gusto” para ayudar a la Justicia.

Según indicó el mánager, Ioselli no cumplió con una de las normas a la que se comprometió para que sus años de prisión sean en suspenso y no efectivos, que era terminar el secundario.

CAMUS - 3.jpg

No es la primera vez que Camus Hacker ataca a los famosos invadiendo su privacidad o extorsionándolos con publicar fotos de desnudos y negociando dinero con imágenes privadas.

Hace cuatro años, el hacker debió afrontar un juicio en favor de los famosos que se habían visto comprometidos por sus acciones, entre ellos, Fátima Flores, Iliana Calabró, Diego Korol, Sergio “Maravilla” Martínez, Coki Ramírez, Annalisa Santi.

En ese momento, se logró romper el vacío legal en materia de delitos informáticos y Ioselli fue condenado a la pena de “3 años de Prisión en Suspenso más la obligación de finalizar sus estudios de secundaria” por encontrarlo penalmente responsable del delito de “Extorsión en grado de Tentativa en Concurso Real con Amenazas Coactivas”.

Dejá tu comentario