Analía Franchín, sobre Chano: "Me pasó exactamente lo mismo con mi hermana"

La panelista contó que a su hermana también le agarró un brote psicótico y que agarró un cuchillo. A ella, sin embargo, no le dispararon.

La preocupante historia que vivió Chano sobre sus adicciones se comienza a oír en diferentes testimonios, incluso, del mundo del espectáculo.

Además del testimonio del periodista Juan Cruz Sanz, Analía Franchín contó en "Flor de equipo" que su hermana vivió la misma situación que el músico, a raíz de un brote psicótico generado por consumo de drogas, pero que afortunadamente no recibió un disparo.

“Mi hermana estuvo varias veces al borde de la muerte. Cuando escuché lo de Chano dije: ‘¡Wuau! Es otro nombre, la misma situación’. A mí me pasó exactamente lo mismo con mi hermana. Un cuchillo, la guardia del SAME, la policía... Gracias a Dios no le dispararon”, contó en comunicación con el programa de Flor Peña, de Telefe.

Luego amplió: “Mi hermana estaba con una alucinación con un cuchillo enorme y estaban mis padres mayores. Me llamaron desesperados, llamé al SAME y a la policía pero según la ley de salud mental no pueden intervenir hasta que no se produzca la agresión. Ellos estaban atados de manos. Si ella no decide ir a internarse no se puede hacer nada”.

https://twitter.com/telefe/status/1420396814847643648

Por último criticó la Ley de salud mental: “¿Cómo vamos a dejar en manos de un enfermo esa voluntad si no están haciendo otra cosa que autodestruyéndose hace años? Para internarlo hay que tener la firma de un juez. He intentado judicializar el tema de mi hermana un montón de veces y no se dan idea de lo engorroso que es el camino. Ya tuvimos un Pity Álvarez, ahora tenemos un Chano, pero hay miles de chicos todos los días que se están matando. Viven encerrados en un infierno tremendo, son víctimas de una mente enferma".

Franchín contó que su hermana es adicta hace 40 años y que lucha todos los días, tras haber estado internada en Sedronar por propia voluntad. “Cada vez que la visito digo: ¡qué lucha enorme! Es el día a día. Ella tiene 59 y consume desde los 18. Nos pasaron situaciones muy extremas. Mi hermana tiene una hija, no estaba en condiciones de maternizarla y la nena se quedó con nosotros desde que nació. Quisimos tener la tenencia pero nunca lo logramos. La nena desaparecía, eran situaciones de una angustia tremenda. Ahora está protegida por nosotros, es como mi hermana”, cerró.

Temas

Dejá tu comentario