¿Conviene ser asistente de una diva?: Por qué SI

Es la pregunta del millón. Con todo lo que está viviendo el asistente de Moria, uno se cuestiona cuáles son los pro y los contra de una profesión de riesgo, como la de la asistente.

1- Porque se puede conocer el mundo viajando y visitando, ojo también te pueden meter preso si desaparece una joya que vos sacaste del cuello de la diva.

2- Si te gustan los perros es el mejor trabajo, llevas al cachorro de la estrella de acá para allá y a veces te quiere más que a la dueña.

3- Si sos cholulo es el empleo ideal, ves a famosos tal como son, amarretes, ególatra y sin corazón, farandulea 100% real.

4- Porque a veces ligas todos los canjes que a los famosos les sobran, eso si, a veces tenés que andar con zapatos tres números menos, o ropa tres talles más grandes.

5- Porque vas a los programas, y si sos el chofer o el asistente capaz que te ligas un saludo de Tinelli, de Susana, de Rial o de Canosa, te hacen sentir que te quieren.

6- Porque para muchos asistentes, el mundo de un diva, de maquillajes, de ropa y de peinados, es como un parque de diversiones que vale la pena disfrutar.

7- Porque sabes todos los secretos, te convertis en su mano derecha y después cuando sabés tanto, te volvés peligroso. Este punto no es el mejor de la propuesta de hoy.

8- Porque para ser asistente necesitas tres o cuatro frases a saber: "estas divina", "esa mina te tiene envidia", "me hablaron mal de vos pero yo te defendi", " cuidado con el peluquero dice el maquillador o cuidado con el asesor de imagen dice el personal trainer", un conventillo entre muy pocas personas.

9- Si la diva tiene una mal día, con decirle "ese plumero que te pusiste te queda soñado", el día esta resuelto. Soñado es una gran palabra que un asistente jamás debe olvidar.

10-
Porque si queres hablar con Hoppe y el Chato Prada como amigos, sólo tenes que ser asistente de una diva y santo remedio.

Es un trabajo digno, pero algunos lo ejercen con tanta indignidad que me da ganas de nombrarlos y hacerlos bolsa.

Dejá tu comentario