Estefanía Pasquini y una profunda reflexión sobre la búsqueda de bienestar: "Empezás a probar dietas, te paseás por todos los pesos"

La mujer de Alberto Cormillot mostró dos fotos de momentos de su vida en donde se sentía incómoda con su cuerpo y su forma de encarar su propio bienestar.

Estefanía Pasquini escribió un texto a corazón abierto sobre cómo encontró el bienestar sin irse a extremos de dietas ni atracones sin pensar en su salud.

Lo hizo con dos fotos de su pasado, una de más joven con sobrepeso y otra después, cuando bajó muchos kilos a costa de mucho esfuerzo y limitaciones.

"Hoy no soy ninguna de estas dos... Son momentos extremos y distintos, uno donde estaba cansada de tantas burlas, otra donde estaba podrida de ser tan estricta con mi actividad física y mi dieta. Cuando era chica, no me importaba nada, ni me daba cuenta de los kg de más. ¡Sos chico! No tenés noción de nada, no tenés magnitud de lo que puede causar en tu salud... Y cuando crecés un poco tampoco, pero si hay algo de lo que te das cuenta...", comentó, para luego adentrarse en las molestias que ocasiona la obesidad.

"Es de las burlas, de los chicos que no te miran, de la ropa que te gustaría ponerte y no te entra... PERO eso es lo de menos... Con todo esto llegan las inseguridades... La autoestima en rápido descenso, tristezas y tantos otros. Empezás a probar dietas, te paseas por todos los pesos... Hacer dietas donde solo pegás rebotes (al menos a muchos así nos pasa)", continuó.

ESTEFANIA.png

Luego añadió: "¿Que pasaría si esto no existiera? ¿Si todos aceptáramos las diferencias de los demás? ¿Si los kg solo importaran a la hora de evaluar un estado de salud y ya? Seguramente muchas personas conseguirían más cosas... Porque no estarían atrapadas en el estigma de la sociedad".

"La gente no va a cambiar, toda la vida van existir aquellas que se meten en tu vida, con tu cuerpo y la critican y esas personas, que pese a no estar de acuerdo con tu estereotipo, simplemente aceptan las diferencias. Acá lo único que importa es qué hace uno con esto, solo uno mismo tiene el poder de dejar que la mirada del otro afecte", aconsejó.

Luego contó que para ella eso no fue fácil, pero que "entre tantos cambios en mi peso, pude darme cuenta que ese número no hacía a mi persona". "Tenía mucho más y que todo eso que tenía estaba en los pesos altos y en los bajos, que si mi salud se modificaba, pero mi integridad era la misma. Podés dejar todo por llegar a un peso... Y cuando llegas a él, ¿que pasa? Todo sigue igual... Solo cambia tu aspecto, no te volvés ni más bueno, ni más comprensivo, ni más cariñoso, ni más inteligente... Una autoestima bien construida se manifiesta en varias áreas conductuales y actitudinales, y con esto vas a hacer mucho más en la vida", cerró.