Uruguay le canceló la residencia temporaria y expulsó al hijo de Mónica Gonzaga por la fiesta clandestina

El Gobierno tomó las medidas por haber violado las normas que prohíben realizar eventos en medio de la pandemia de coronavirus.

El hijo de Mónica Gonzaga, Adriano Sessa, fue expulsado de Uruguay y privado de su residencia temporaria por hacer una fiesta clandestina en su casa de Sauce de Portezuelo, Maldonado, en plena pandemia, situación que violó las normas del gobierno para frenar la propagación del coronavirus.

A través del ministerio del Interior, el gobierno uruguayo tomó la decisión y el ministro Jorge Larrañaga trabajó para que la sanción sea una "medida ejemplarizante para que no vuelva ocurrir", indicó el diario El País.

Según trascendió, en la casa había 500 personas, aunque el acusado lo desmintió. “Tengo un grupo de amigos con el que organizamos, porque era el cumpleaños de uno, realizar una reunión acá en mi casa. Hablando en persona con ellos les dije: ‘sí, hagámosla, inviten algunos grupos de amigas y vénganse y lo festejamos acá, hagamos una reunión que sea acorde, tampoco cualquier cosa’”, comentó.

“Esto fue una reunión, desmiento categóricamente que se cobró cualquier tipo de entrada. Acá no se cobró entrada a nadie, acá no se vendía alcohol a nadie. Esto no era una fiesta organizada clandestina sino que fue una reunión en la que se pasó la ubicación del lugar y bueno, terminó cayendo gente por cualquier lado, gente que se metió por caminos que van hacia la playa”, agregó.

Según las fuentes del gobierno, este comportamiento "desnaturaliza el beneficio de residencia otorgado por las autoridades nacionales y lo haría pasible de expulsión" por incumplir la ley 19.932.

Temas