Cristina Kirchner acusa a la oposición de "dividir"

Afirmó que "si hubiera más dirigentes dispuestos a solucionar los problemas en lugar de complicarlos, estaríamos mejor aún".

DyN
Por DyN

La presidenta Cristina Fernández cuestionó hoy otra vez al frente opositor al reclamar que hay que "dejar de lado los cantos de sirena" y acusó a los adversarios políticos de que "trabajan para el conflicto o para dividir y no para solucionar los problemas".



La Presidenta, en la ciudad bonaerense de Carhué, partido de Adolfo Alsina, afirmó que el país "debe producir (alimentos) para más de 500 millones de personas" y que ello se logrará "con la ayuda de la ciencia y de la tecnología", luego de anunciar la entrega de recursos para una decena de partidos del sudoeste bonaerense, por 23 millones de pesos.



Destacó que "si hubiera más dirigentes dispuestos a solucionar los problemas en lugar de complicarlos, estaríamos mejor aún" y acotó que "es legítimo que la gente quiera ser concejal, intendente, gobernador o presidente, son las reglas de la política" pero advirtió a que "hay tiempos", en referencia a que los comicios serán el año próximo.

En el acto anunció que este año habrá una "cosecha muy importante" pese "a las adversidades políticas y climáticas".



Por otra parte, instó a "lograr darle valor agregado a las materias primas" lo que "es clave en el desarrollo armónico del país" ya que "no podemos ser un país que solamente exporte recursos primarios" porque en ese caso "tendríamos que ser 6, 7, tal vez 10 millones de habitantes".



Aseguró que "por ello se creó el Ministerio de Ciencia y Tecnología, para que trabajemos en ese gran desafío de darle más valor agregado, de agroindustria" a los productos primarios.



"La rentabilidad del mundo que viene es la rentabilidad de los alimentos; y el Estado es el mayor interesado en que los productores tengan mayor rentabilidad, no es tan complicado", aseveró Fernández.



Cuestionó "los cantos de sirena, que son lindas pero para verlas en las películas, de los que prometen o los que trabajan para el conflicto y para dividir en lugar de trabajar para solucionar problemas, quienes son los que tendrán que preguntarse por qué" actúan de esa manera.



Se refirió también en forma sutil a la dirigencia del sector agropecuario, refractaria a la política oficial, al pronosticar: "Vamos a tener este año una cosecha muy importante, contra todos los pronósticos agoreros, las adversidades políticas y las meteorológicas".



La mandataria afirmó que el Gobierno "debe dar cobertura a aquellos que producen y generan riqueza para el país, y para los que su vulnerabilidad no les ha permitido producir y trabajar".



"No tenemos que enojarnos cuando hay reclamos sectoriales, tenemos que entender que cada sector representa a sus intereses", añadió la jefa de Estado, quien estuvo acompañada por el gobernador Daniel Scioli y los ministros Julián Domínguez (Agricultura) y Alberto Sileoni (Educación) y el intendente de Adolfo Alsina, Alberto Gutt.



Allí, la Presidenta anunció el programa de recuperación de más de 200 mil hectáreas de esa zona bonaerense, denominado Fondo rotatorio de cosecha fina, destinado a la siembra de trigo, y entregó computadoras a alumnos de escuelas agrarias.



Se concretó también el acuerdo del Fondo Intensivo a la Ganadería para el Sudoeste Bonaerense y la entrega de aporte para la Apicultura, Forestación y Formación de Educación Agraria.

Dejá tu comentario