Acusan a España de querer sobornar árbitros

En una grabación oculta, el presidente de la Federación Inglesa de Fútbol dejó entrever la corrupción. También estaría involucrada Rusia.

A 24 días del comienzo del Mundial, empezaron las sospechas sobre los árbitros: España y Rusia se habrían puesto de acuerdo para sobornar a los árbitros durante la Copa del Mundo de Sudáfrica, según afirma el presidente de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), David Triesman, en una grabación obtenida por el diario británico The Mail on Sunday.

Este periódico publica el contenido de una cinta de una hora de duración que fue grabada de manera oculta por una ex amante y ayudante de Triesman, sobre cuya veracidad la FA todavía no se pronunció oficialmente y que puede generar un gran escándalo.

En la grabación se escucha a Triesman, que el domingo presidió en Wembley la final de la FA Cup entre el Chelsea y el Portsmouth en compañía del príncipe Guillermo, sugerir que España habría ofrecido renunciar a su candidatura para albergar el Mundial de 2018 (por la que pelean también Inglaterra y Rusia), a cambio de que este último país ayude a sobornar árbitros durante el Mundial de Sudáfrica.

"Hay algunas evidencias de que las autoridades del fútbol español están intentando identificar a los árbitros (...) y pagarles", afirma el jefe de la FA en el video, que explica el supuesto acuerdo con Rusia cuando detalla las posibilidades con las que cuenta Inglaterra de ser el país elegido para la cita mundialista del 2018.

"Creo que con los africanos lo estamos haciendo muy bien. Creo que vamos bien con algunos de los asiáticos y que probablemente lo estamos haciendo bien con Centroamérica y Norteamérica", dice.

"Supongo -continúa- que los latinoamericanos, aunque no lo hayan dicho así, votarán por España. Y si España renuncia, porque España está buscando ayuda de los rusos para que le ayuden a sobornar a los árbitros en el Mundial, su votos cambiarían entonces para Rusia".

En ese punto, la interlocutora de Triesman, Melissa Jacobs, le pregunta: "¿Rusia los ayudaría con eso?", a lo que el presidente de la FA contesta: "Creo que Rusia llegaría a un acuerdo".

Jacobs recuerda entonces que Rusia no se clasificó para Sudáfrica y que, por lo tanto, "no tiene nada que perder", lo que encuentra la réplica de Triesman: "Absolutamente nada que perder, exactamente".

La FA todavía habló acerca de este tema, pero The Mail on Sunday aseguró que la Federación intentó que las autoridades judiciales secuestraran esta información en la noche del domingo, pocas horas antes de su publicación.

Según informa la agencia EFE, la BBC informó de que, no obstante, la FA ya envió cartas de disculpas a las federaciones española y rusa, así como al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en un intento por amortiguar el daño que esto puede causar a la iniciativa inglesa de albergar el Mundial.

La autora de la grabación asegura que conoció a Triesman al ser contratada por la FA en 2008, tras lo que mantuvieron una relación sentimental a la que ella decidió ponerle fin al no sentirse cómoda, ya que el presidente del fútbol inglés está casado.

Siguieron siendo amigos y durante una entrevista hace dos semanas en un restaurante de Londres fue cuando realizó la grabación.

El presidente de la FA también revela su buena amistad con el presidente de la UEFA, Michel Platini, y expresa su confianza en que eso ayudará a la candidatura inglesa, aunque advierte de que "también hay gente que es probablemente corrupta en Europa".

Triesman tiene menos dudas sobre la falta de honradez en América Latina -"Tienen una historia de extraordinaria corrupción"- y revela que el representante de un país latinoamericano exigió ser nombrado caballero de la reina a cambio de su voto por Inglaterra 2018.

Mientras aún nada se terminó de comprobar, desde Inglaterra siguen tirando más leña al fuego. Y, cuándo no, le apuntan a Latinoamérica.

Dejá tu comentario