El "Coco" Basile se fue de Boca

Los malos resultados y los refuerzos aún no confirmados hicieron que el DT deje el banco xeneize. La dirigencia quiere que el manager del club, Carlos Bianchi, ocupe su lugar.

Por DyN

Alfio Basile informó ayer al presidente de Boca Juniors, Jorge Ameal, su decisión de alejarse de la dirección técnica del club.


 


Pese a que la dirigencia quiere, mayoritariamente, que Carlos Bianchi suceda a Basile, el manager no aceptará dejar su actual cargo y propondría a Gustavo Alfaro como reemplazante, aunque lo más probable, al momento, es que el entrenador de la reserva, Abel Alves, se haga cargo del plantel principal.

En las últimas horas de la tarde de ayer se conoció la determinación de Basile, quien por un lado está disconforme porque no han llegado los refuerzos pretendidos, pero que paralelamente deslizó una frase elocuente: "Esto ya no lo puedo levantar".



Los siguientes movimientos estuvieron a cargo de los principales dirigentes, que intentaron convencer, sin éxito, al director técnico para que reviera su resolución. Para eso utilizaron el argumento de que las llegadas de Jesús Méndez y de Fernando Gago serán un hecho en los próximos días.



Esto último apareció apenas como una acción muy poco convincente, porque la realidad es que, fuera del vicepresidente tercero Juan Carlos Crespi y del vocal Horacio Palmieri, los demás integrantes de la Comisión Directiva no apoyaban la gestión de Basile, aunque querían evitar despedirlo.



En las primeras horas de esta noche se encontraban reunidos en la presidencia del club Ameal, Bianchi y el tesorero Daniel Angelici analizando la situación derivada de la salida de Basile.



Bianchi es el candidato número uno para ocupar el cargo vacante, no sólo en el deseo de casi toda la dirigencia sino porque es considerado el hombre que tiene el consenso prácticamente absoluto de los hinchas.



Sin embargo, una vez más está dispuesto a decir no. El manager volvió a proponer a Alfaro, a quien había sugerido a fines de 2007 (antes de asumir como manager), oportunidad en que el entonces presidente, Pedro Pompilio, se decidió por contratar a Carlos Ischia.



Sin embargo, se sabe que Alfaro no es bien visto por algunos de los principales jugadores, circunstancia por la cual la elección podría recaer finalmente en Alves.



Lo que se deja trascender, pero nadie confirma, es que el sucesor de Basile -fuere Alfaro o Alves- tendrá que tomar la decisión de excluir algunos de los "históricos" a los que se considera con el ciclo cumplido, una misión de la cual Bianchi no quiere hacerse cargo de ninguna manera.



Por el momento puede darse prácticamente como confirmado que el entrenamiento de mañana a las 9.30 en Casa Amarilla será conducido por Alves.

Dejá tu comentario