Un brasileño quiso picarla como el "loco" Abreu... pero salió mal

Ocurrió en el partido de ida de la final de la Copa Brasil. Neymar, de 18 años y delantero de Santos, quiso pegarle como el charrúa, pero terminó lamentándose.

Tal vez por su sangre fría en momentos complicados, o porque efectivamente está loco, Sebastián Abreu se dio el gusto de “picar” la pelota en el último penal ante Ghana, en cuartos de final de la Copa del Mundo.

Luego, el propio Diego Forlán reconoció que, al ver al “loco” frente a la pelota a punto de patear, por dentro pensaba “que no la pique”. Esa historia tuvo final feliz: Abreu convirtió y Uruguay pasó a semifinales.

Al parecer, uno de los que vio ese partido (y ese penal) fue el delantero brasileño Neymar, de 18 años y una promesa del fútbol de ese país. Durante el partido de ida de la final de la Copa Brasil, el joven logró un penal para su equipo, el Santos, y vio la chance de hacer la “gran Abreu”. Pero le salió mal.


 


 





 




Aunque el delantero se mostró confiado con poder hacerla picar, terminó por regalarle la pelota al arquero Lee, quien sólo tuvo que aguantar parado en la línea a que la pelota le llegara a las manos.

Pese a todo, Neymar tuvo suerte y zafó de que pidieran su cabeza porque el Santos ganó por 2 a 0, con un tanto convertido por él. Aún falta el partido de vuelta, que se disputará la semana próxima. De ganar, será uno de los clasificados a la Libertadores 2011.

¿Pero, qué pasaría si perdieran y encima por apenas un gol? El pifie de Neymar demuestra que lo que hizo Abreu en cuartos del Mundial no fue tan simple como se vio. Y que el delantero charrúa está loco.

Dejá tu comentario