Descansa en Chacarita el cuerpo del hijo de Grimau

El cadáver de Lucas Rebolini Manso fue inhumado esta mañana en el cementerio porteño tras permanecer 40 días en la Morgue Judicial. La ceremonia fue celebrada en intimidad.

DyN
Por DyN
Los restos mortales de Lucas Rebolini, hijo de los actores Antonio Grimau y Leonor Manso, fueron inhumados esta mañana en el Cementerio de La Chacarita.

A las 10.30, el féretro con el cuerpo del hombre, cubierto con una camiseta del club de fútbol Huracán, del cual era hincha, fue colocado en un nicho, ante los sollozos de Grimau, Manso y otros familiares.

Rebolini Manso, que se hallaba en la Morgue Judicial desde el 12 de febrero, fue velado esta mañana y trasladado al cementerio, donde se celebró una ceremonia privada.

Los restos fueron entregado a sus familiares anoche, tras la revisión de la autopsia que reveló que no hubo golpes ni irregularidades durante su detención e internación en el Hospital Fernández de esta Capital, informó la agencia DyN.

Los padres de Rebolini, Leonor Manso y Antonio Grimau, habían adelantado, a través de la Asociación Argentina de Actores, que el cuerpo sería exhumado en una ceremonia privada.

Los restos, que fueron retirados a las 23 de anoche, por personal de la Cochería Zuccotti, serán depositados en un nicho de esa necrópolis porteña.

La revisión sobre la autopsia ratificó que el hijo de los actores Antonio Grimau y Leonor Manso murió de una neumopatía, informaron ayer fuentes judiciales.

Peritos oficiales y de parte hicieron una revisión del protocolo de la autopsia practicada a Rebolini cuando estaba en la Morgue Judicial de la Ciudad de Buenos Aires en calidad de NN, adonde ingresó el 12 de febrero.

Los peritos concluyeron que esa práctica no presentaba irregularidades por lo que se estima que no habrá una segunda autopsia al cuerpo.

El jueves pasado, Grimau y Manso se convirtieron en querellantes en la causa por la muerte de su hijo y le pidieron una segunda autopsia al juez de instrucción Carlos Bruniard.

Lucas fue internado el 6 de febrero en el Hospital Fernández, a donde ingresó con un cuadro de excitación psicomotriz, lo que impidió que pudiera identificarse ante los médicos.

Murió cuatro días después en la sala de cuidados intensivos y sus padres radicaron la denuncia de su desaparición el 3 de marzo.

El 15 de marzo el actor Antonio Grimau hizo pública la desaparición de su hijo a través de los medios de comunicación y de su página personal de Facebook.

Al día siguiente, se confirmó que el cuerpo que había ingresado el 12 de febrero a la Morgue como NN era de Lucas.

Dejá tu comentario