Habló Jazmín Garbini, la mujer que enamoró a Diego Maradona: "Se había obsesionado conmigo"

Es dueña de una de las fábricas de sillones que aman todos los famosos. En noviembre conoció al futbolista y él la quiso conquistar.

Diego Maradona estaba embelesado por una mujer, decoradora de interiores y famosa en el ambiente artístico por sus creaciones. La conoció en septiembre, meses antes de morir, e intentó conquistarla, al punto de enviarle rosas a su casa con hermosas dedicatorias.

El flechazo había sido tan fuerte que hasta Verónica Ojeda sabía del amor platónico de su ex pareja. Se trataba de Jazmín Garbini, dueña de una empresa que fabrica sillones muy conocida en el ambiente artístico. "Él quería ser feliz y quería conocer a una chica, y estábamos tratando de buscar la manera para que él esté bien y la invite a salir a esa chica”, reveló Ojeda en diálogo con Infobae. Y días después, habló Jazmín en LAM.

Maradona tenía un amor oculto en el final: Cuenta su verdad Jazmín, la famosa diseñadora de sillones

“Una vez subió un posteo en Instagram en un sillón. Yo le contesté: ‘Diego, tenés que tener un sillón Jazmín”. Me contactaron para decirme que Verónica vio mi posteo y que necesitaban una butaca”, contó. Una vez finalizado el diseño, la empresaria le llevó el sillón a Diego.

“Nos recibió bárbaro, se sentó y se fumó un habano. Yo subí todas las fotos a mis redes porque no todos los días conocés a Maradona. Después me pidió un sillón y se lo llevamos. Nos quedamos hablando mucho de los perros porque yo tengo siete perros, me gustan mucho los perros y él tenía un cachorrito”, señaló.

jazmin
jazmin

La historia no quedó ahí. Diego, según contó Garbini "insistió" para que ella volviera y "fuera a tomar unos mates". "Nos mandábamos audios en los que nos matábamos de risa. Yo le dije que en algún momento pasaba a verlo, con mucho respeto y mucha admiración. Yo nunca tuve intenciones de tener algo, pero se había obsesionado conmigo y quería conocerme”, contó. "Diego nos trató tan bien... No tenía por qué hacerlo, solo le estábamos llevando un sillón", agregó.

Eso no fue todo, Diego le mandó un ramo de rosas con una tarjeta agradeciéndole. Pero el flechazo había sido tal que según contó Vanesa Morla, hermana del abogado Matías Morla, Diego preguntaba por ella, incluso un día antes de su muerte. Cuando falleció, Vanesa la llamó para decirle que “ayer Diego estuvo todo el día preguntado por vos". "Me dijo que había sido la última mina en la que había pensando Maradona. Me impactó un montón. No te pasa todos los días eso en la vida”, cerró.