Divas y delito: "Casadas" con la mafia

Las tres divas máximas de la Argentina a lo largo de su carrera, han tenido algunos problemas vinculados con la ley. Susana, Mirtha y Moria, unidas en un repaso por casos, que rozaron alguna vez el delito.

Con el asunto de Moria y las joyas de Paraguay se abre un tema interesante de repasar; todas las veces que nuestras máximas divas tuvieron algún problema con la ley o quebraron alguna norma, ellas o sus allegados y las pusieron al borde de la ley.

Tal vez la más emblemática sea Susana Giménez. La primera vez que estuvo en "falta" fue cuando después de haber comprado un Mercedes Benz con patente para discapacitado, por lo tanto el precio era más bajo, lo escondió o mandó a ocultar debajo de un pajar en un campo propiedad de su entonces esposo, Huberto Roviralta.

El otro caso resonante fue el divorcio del antes mencionado y como le arrojó un "cenicero" al rostro provocándole lesiones y la denuncia policial correspondiente.

Mas tarde llegaría el escándalo del 0600 y su vinculación con Hard Communications, empresa propiedad de Jorge "Corcho" Rodríguez, quien luego sería pareja de Susana por seis años,  y Rodolfo Galimberti, ex montonero, convertido en empresario.

Un bochorno de proporciones que incluyo al padre Grassi, quien luego fue acusado de abuso de menores. Una historia bien heavy.

El último "temita" con la justicia fue el caso de los cheques sin fondos, robados por su ex Jorge Rama y usados en Uruguay, por un valor mayor a los 300 mil dólares, del que luego se comprobó que Susana no tenía nada que ver. Está claro que por error u omisión la diva rubia estuvo enfrentada a la ley en más de una ocasión.

En el caso de Moria, además de este tema con las joyas, el hecho más resonante seguro es el que la involucró, por denuncias de su propio ex novio, Xavier Ferrer Vázquez, en un tema de autos robados y un litigio que llevó varios años. Eran cuatro autos de alta gama y Vázquez acusaba a Casán de ser responsable de la apropiación de los mismos.

El otro tema, más reciente, también como en el caso de Susana, tiene que ver con unos cheques librados sin fondos, dados por el restaurant que la diva morocha tiene con Luciano Garbellano, que se llama "Moria restó y +". El caso quedó en manos de la justicia pero aún no esta dicha la última palabra.

Tal vez Mirtha Legrand sea la que tuvo el problema más "domestico" de todos los casos citados. El tema fue que una empleada suya la acusó de tenerla en negro durante 21 años y no haber hecho los aportes patronales correspondientes.

El tema actualmente sigue en la justicia, aunque la diva de los almuerzos cree que todo se solucionara a su favor.

Robos, cheques sin fondo, empleados en negro, empresas fantasmas, de todo un poco hay en el pasado de las divas argentinas, lo mismo pasa con estrellas internacionales que tienen sus "cositas" también. Igual todo esto sirve para generar siempre tema alrededor de las mujeres del espectáculo, más famosas de la Argentina.

Dejá tu comentario