Campisi - Costantini, ¿una historia de amor?: Por qué NO

El Malo y El Peor

Primera prueba para el lector: saber de quiénes estamos hablando en el título de esta nota. Ponemos Campisi - Costantini como si dijéramos Suar - Araceli; pero bue, la actualidad manda. Ellos mandan fruta.

1 - Porque amor no es calentura y si lo es, vaya manera de vivirlo deseando un hijo y no haciéndose cargo días después. O la calentura te deja ciego, o te encanta salir en cámara y vender amor sin fundamento.

2 - La manera de sentir de cada uno es incuestionable. Si los tales Campisi y Costantini se enamoraron o no, solo ellos lo saben, y no es nuestra incumbencia. Ahora, si van a todos los programas a decirlo con la misma liviandad que luego ella va a llorar haberlo perdido, invalidan su intimidad y como mínimo da para ponerlo en duda.

3 - Porque en general hablar de amor en la farándula es complicado. Estos chicos no son farándula, pero se le parecen a los famosos que difícilmente se enamoran más que de si mismos.

4 - Porque cuesta creer que esta chica, que parece francamente buena y pasándola mal -de hecho la que lleva el bebé en la panza es ella- no haya tenido en cuenta que se "enamoraba" de un heredero millonario pero al mismo tiempo de un tira bombas del amor, banana nocturno y mujeriego compulsivo.

5 - Porque cuesta creer que este chico que se parla una mina mientras va al baño otra con la que está en un boliche, torpe por naturaleza, de repente haya sentado cabeza en veinte minutos hasta que se fue atrás del próximo botín.

6 - Porque es imposible creerles nada a personas que no saben el significado de la palabra "preservativo".

7 - Porque "desear un hijo" es sinónimo de proyecto de pareja. No dieron la impresión de serlo cuando aparecieron enamorados de la noche a la mañana. Si tu concepción del amor equivale a contarlo en Desayuno Americano, estás en problemas.

8 - Cómo creer en el amor si el tándem es: Se enamoran + Desean un hijo + Lo cuentan en todos los programas + El desaparece + La deja en un hotel y se retira + Ella va a la tele y lo cuenta + Aparece en cadena nacional + Llama el padre de él mega ultra turbo millonario + Le pide que se calme + Llegan a un acuerdo = Ella no aparece más en los medios. Ok.

9 - Porque el creciente fenómeno de programas de espectáculos que miden mejor con anónimos que con famosos reales, permite poner en primer plano una historia de gente que hasta ahora no ha mostrado el más mínimo talento más que para contar sus miserias. Eso que llaman... amor.

10 - Una vez más, el amor o el desamor  es algo que se arregla con plata. Qué ingratitud.

Dejá tu comentario