El escándalo mediático de Anderson y Demichelis: Por qué SI

El Malo y El Peor

La noticia de la separación con embarazo incluído inaugura un nuvo sub género del mundo del chimento que nos encanta, tanto como esta parejita de dotados para el arte.

1 - Porque Evangelina Anderson es grosa. Primero de todo porque se llama Anderson. Entre ella y la otra que conocemos con el mismo apellido, o sea Pamela Anderson, nos quedamos con Eva.

2 - Porque no sabemos bien si es bailarina, vedette, mediática, actriz, modelo o todo eso junto, o nada de todo eso, y sin embargo hablamos de ella como si lo fuera.

3 - Porque con Demichelis forman una pareja diviiiina que a nadie le importa demasiado pero por la que los programas de chimentos matan por una primicia. No es poco mérito.

4 - Porque ella habla a través de un abogado como Julia Roberts. No sabemos si haber vivido tantos años en el exterior le hizo olvidar el castellano, pero chito boca y que hable el boga.

5 - Porque gracias a que él por fin se fue solo y la dejó acá, ella podrá volver a sus destacables producciones en portfolios, fotos para la revista Hombre y el mundo de la poesía en el Rosedal de Palermo.

6 - Porque esa relación tan conflictiva le hacía mal a Eva. Que él se vaya tranquilo a jugar afuera y salir de ronda nocturna con otros futbolistas. Taza taza y todos contentos.

7 - Anderson tiene como amiga a Mariana de Melo, un auténtico talento de la que poco se sabe y por quien bregamos una pronta reaparición mediática.

8 - Eva y Tincho no son como los cholulos perdidos de Wanda y Maxi López que tienen los mismos problemas pero andan posando en mansiones y creen que nosotros nos creemos esa farsa.

9 - Conforman la única pareja que se anuncia su separación y a los cuatro días ella aparece embarazada. Es una variante del chimento bastante original, por cierto.

10 - Anderson se lleva el mayor mérito: Es la primera botinera de ley que logró que su suegro la llame "picasesos" y no le diga "come billetera" como les pasa a las mayorías de su raza. Lo dicho, es grosa.


La verdad es que si quieren tener dos o diez hijos, irse a vivir a Choele Choele o de campamento a San Pedro, celarse o reconciliarse, no es un tema que nos quite el sueño. Que viva el amor!


Dejá tu comentario