El final de La dueña: Por qué NO

El Malo y El Peor

Con buen rating, que fue parejo todo el ciclo, Mirtha terminó su miniserie, que tuvo muchos logros pero los mismos pecados de toda su duración.

Por Rodrigo Lussich
@rodrigolussich


1 - Porque una vez más los saltos narrativos en la trama hicieron que se entienda la mitad y la otra haya que adivinarla.

2 - Las actuaciones fueron lo mejor. Mirtha hizo querible su personaje, Lapacó dio cátedra; Vicuña y Bertotti demostraron tener química para protagonizar juntos, pero otros personajes como los de Aruzzi o Fabián Vena quedaron desdibujados.

3 - Mirtha toma un té y creemos que murió; después aparece como una desgraciada a la que no dejan entrar a su evento pero era una pesadilla, otros mueren envenenados, ese avión caído, los eternos flashbacks ¿por qué el continuista renunció en el capítulo 2?

4 - Lapacó se arroja a las aguas como Alfonsina. ¿Salía muy caro pagar un viaje a San Clemente al menos? Verla tirarse en un muelle de Olivos al Río de la Plata en el que hace pie hasta un niño no fue un gran recurso.

5 - Y sí, ya sabemos que las muletillas de Chiquita son lo más, pero ya entendimos lo de "yo soy La Dueña".

Dejá tu comentario