Grecia Colmenares en el Bailando: por qué SI

El Malo y El Peor

La heroína de telenovelas de los 80 volvió al ruedo después de años en el lugar equivocado, pero así y todo nos divertimos. Aunque parezca mentira, estuvo bueno. Fijate por qué.

1- Porque si en "Topacio" hizo una ciega inolvidable ¿cómo nos iba a dejar sin una buena sorda en el Bailando? ¡Justicia!

2- Porque entre su última novela hace casi 100 años y su actual vuelta a la tele, se encerró en el freezer que usaba Walt Disney y está bastante intacta dentro de todo.

3- Porque conserva esa cabellera rubia eterna mientras varias tienen que reciclar pelucas, ponerse cortinas, tener a dos albinas rubias y sacarles el pelo y usando tinturas. Grechu es auténtica.

4- Tan auténtica es, que su costado un poco bobo vino como un bálsamo después de gente siempre lista para pelear en ese programa. 

5- Porque necesitábamos una patadura veterana de ley al gran estilo de talentosas como Adriana Aguirre, Ana Acosta, Alejandra Pradón y otras top dancers de antaño en el certamen.

6- Y ni hablar del vestuario. Su enterizo de plata ajustado la deja en las puertas de Cocodrilo Vintage. Y esa boa blanca desplumada en el cuello, directamente fue un furor.

7- Su regreso a las pistas le abre las puertas para una nueva novela. "Más allá del horizonte" tendrá su continuación con "Más acá de lontananza, versión Dance" en clave musical.

8- Fue la única participante en años capaz de dejar al jurado en jaque. Le dijeron cosas horrendas y ella les dijo un simple "gracias" y se retiró tan contenta. Nunca se enteró que estuvo ahí.

9- En un caso inédito digno de una nota en la CNN, es la primera mujer en Argentina que tiene un romance con Matías Alé... y no lo reconooooceeee!!!

10- Es la única Grecia en crisis que se toma un Agaromba y todo le ch... un huevo.

Nadie recordará su paso por el certamen salvo que en el reggaeton salte a la luz una revelación digna del mejor baile del mundo, y la tele, si la quiere, que le de un papel en ficción.

Dejá tu comentario