La Cornisa: Por qué NO

El Malo y El Peor

Año a año, Majul propone sus reportajes a diez o veinte personas que parecen estar en el estudio esperando su turno: le cambia el título a los informes y dale Juana con la canasta.

1 - En primer lugar, trabajo en Impacto, que compite en horario con La Cornisa, así que me es imposible estar de su lado. Por lo tanto, ni debería escribir los 9 puntos que restan a esta nota, pero bue...

2 - Majul tiene estilo propio y cosechó un ciclo periodístico que se mantiene hace años en la tele, y es un gran mérito. Pero también su talón de Aquiles: no genera demasiada sorpresa y eso le resta.

3 - Es un tanto pesado ver como el conductor se desvive vendiendo los temas del programa y haciendo bolas de no siempre grandes temas. Lo bueno está por llegar y al final el programa se acaba, y nada.

4 - No es un periodista temible para los invitados. Los que van -sobre todo cuando hace farándula- saben que les da nivel ir a lo de Majul y que él nunca los pondrá del todo contra la pared. Perro que ladra...

5 - Lo bueno cuando el programa arranca en marzo es que uno ya sabe que durante el año estarán Ventura (quizás más de una vez), Florencia de la Ve, Moria Casán, Pergolini con suerte, quizás Rial, Chiche, Lilita Carrió. Media agenda armada no es poco.

6 - Su frase "¿tenés miedo?" quedó patentada para siempre en ese periodismo incisivo que a Majul... no le sale.

7 - Aunque camina al filo de su famosa cornisa sin caerse, verlo siempre parado en la terraza de los edificios de noche dan ganas de llevarle una escalera o tirarlo directamente. Depende el gusto de cada quién.

8 - Por momentos va al grano en las preguntas y está bueno, pero cuando se enreda y sus inquietudes son más largas que las respuestas de los invitados, pierde.

9 - Majul es el tipo de periodista que supo estar de moda y ser muy crítico de una época (sus libros en los 90 la pegaron) y que después quedó ahí, y nadie se acordó de revisar si aún interesaba, o el cable era su destino más apropiado.

10 - La única nota que garparía groso en el ciclo de Majul es un buen mano a mano con Víctor Hugo, y que se pudra el rancho. Mientras eso no suceda, no cuenten conmigo.

Podemos pegarle, pero Luis se la banca. Tiene su audiencia cautiva y resiste con investigaciones a veces bien logradas.
 

Dejá tu comentario