La maratón gay de Tinelli: Por qué NO

El Malo y El Peor

El público acompañó masivamente una gala inesperada y distinta que nos hizo reír mucho. Pero los daños colaterales aquí expuestos justifican nuestra negativa a este aquelarre.

1 - Porque la Maratón Gay y la Disco de Charlotte, anoche, si bien estuvieron re divertidas, nos mostraron el comienzo el fin del Bailando, y nos da pena perder un formato tan rendidor... hasta ayer.

2 - Porque Tinelli ya no tiene 20 años para tener que co-conducir con Gasalla y sacarlo del aire, cruzar a  comer pizza y tomar cerveza enfrente, subir a un bondi, probar una bebida espirituosa fuerte, ponerse taco y peluca y andar bailando y corriendo endemoniado para poder hacer casi el mismo número de rating que hace un año lograba solo con ir hasta el camarín de Graciela Alfano pidiéndole que vuelva. Es insalubre.

3 - Porque Gasalla estuvo seis horas pintándose como una puerta para volver a hacer después de mil años a la divina de Bárbara Don´t Worry como para que lo dejen ahí parado y se vayan a comer pizza y encima tener que volver al camarín a disfrazarse de... él.

4 - Porque Dady Brieva se puso ese smoking blanco tan lindo para recorrer camarines y terminó diciéndole a Tinelli: "Esto era Ben Hur y terminaste comiendo pizza", en su cara.

5 - Porque dejaron a todos los bailarines esperando la carroza para un programa que nunca se hizo, y demostraron a los contadores de Ideas del Sur lo caro que les salió el contrato de Florencia Peña y Gasalla, para que la figura convocante siga siendo... Tinelli.

6 - Porque si los bailes se siguen retrasando para dar lugar a esta cosa loca que no sabemos qué es, pero que hace 32 puntos y justifica el cambio, todos terminarán en lo de Listorti los sábados como pasó con el Bailando Kids. Justicia por Josema que siempre se come los bodrios.

7- Y lo peor de ir los sábados es que Fort está a punto del infarto. Bue... lo peor, lo peor... no es, ¿no?

8 - Todos bailamos al ritmo del dance frenético de Charlotte y Marce y nos reímos, sí. Pero al irnos a dormir tuvimos la misma sensación en la panza que experimentamos después de pasar por el Auto Mac.

9 - "Entréguenle las llaves del canal a Marcelo", dijo Dady, y Codevilla no supo si reír o llorar. ¡Qué ingratitud!

10- Las Nannis han copado la parada, Gasalla opacó al jurado, y aunque Pachano bailó, nadie le dio pelota. Un colectivo fue la figura de la noche. Un pasillo de Ideas del Sur con cuatro grosos diciendo "¿y ahora qué hacemos?" medía 30 puntos. Autores, actores, creativos: busquen el revólver. No hay remedio.

Dejá tu comentario