La nueva fiesta de Tinelli: Por qué NO

El Malo y El Peor

Un paso a paso por cada momento de la noche en Showmatch vuelve a demostrar que mucha esfera, mucha esfera, pero lo que rinde es la peluca. Tanto esfuerzo para que la imagen de la noche haya sido Navarrete rebotando entre unas llantas. Qué ingratitud.

1 - Vuelvo a lamentarme por el fin del Bailando. He decidido publicar un aviso en los obituarios de La Nación firmado por las 120 parejas, sus respectivos coachs y todos los programas de televisión que vivieron del rendidor formato durante los últimos cinco años. Q.E.P.D.

2 - El jurado aparentemente no está dispuesto a firmar los fúnebres mencionados en el inciso anterior por obvias razones.

3 - Me encantó la bio esfera, debo decirlo, gran producción. Vaya paradoja una bola que se mueve en el aire y con la que todos se marean una vez que están ahí arriba. ¿Showmatch? No, la bio esfera, dije, che.

4 - No estoy de acuerdo con gastos excesivos en tiempos duros para el país. La nueva maratón gay ha sido un despilfarro en pelucas. Lo bueno es que ahora no sólo el jurado las usa.

5 - Pobre Florencia Peña, no da pie con "bola" (hablando de esfera). O la hacen esperar un mes para bailar o entra al toque como esta vez y la despachan a los piques. "Nos vamos a re divertir con la previa" le habría prometido Tinelli para hacerla entrar al Bailando. Anoche descubrió que no.

6 - Qué contento se quedó Marcelo con un jurado tan copado con semejante producción. Le tiraron el chiche nuevo para atrás. Es aburrido, le falta emoción, todo mal, dijeron. ¿Qué esperaban? ¿Que los participantes saltasen como monos y se tiraran en palomita de la bola? ¿Por qué no van ellos? No, mejor no.

7 - Luego llegó el copado de Alexander Caniggia. Un derroche de talento y simpatía el chabón. Ah, seee. Una mezcla de wachiturro importado con Tito Speranza en sus épocas de mudo. Ahora la gracia es hacerlo reir a él. Apuesto a que Tito les salía más barato para el mismo sketch.

8 - Posteriormente llegó la Maratón gay con obstáculos. Si querían hacerla con verdaderas dificultades para avanzar hubiesen puesto un pizarrón que dijera "Graduados" y lo hubiesen pisado con las botas para desquitarse, ¿no?

9- Y después sí, todos a bailar, con pelucas, tacos y sambuca. ¿Era Calamaro o era un doble? Por Dios, está tan inflado el Salmón que parecía él mismo después de sus tweets sobre asesinatos. Navarrete con peluca rebotando entre unas llantas fue una imagen inolvidable, sí. Y Silvina Escudero haciéndose la que estaba en Tequila cual snob desentendida... ¿se olvidó lo que es armar escándalo en esa pista? La cintaaa, Gonzalito, vamos al archivo, gracias.

10 - Una vez más Tinelli fue la estrella de la noche como gran generador del cambio de su show. Ahora ¿la corrida para besar a Mariana Nannis con ella resistiéndose, es porque era gracioso o porque encima que le paga a los hijos, besarla sale otra plata?

No me hagan repetir lo del revólver. Si algún creativo queda en pie tras el segundo intento, ni siquiera atine a matarse. ¡Vengan a bailar la próxima!



Dejá tu comentario