La tarde de Virginia Lago: por qué SI

El Malo y El Peor

Saliendo de la fórmula tradicional de programas con mediáticos y talk shows que imperan en la tarde, esta sorpresa exitosa marca la diferencia.

1- Porque Virginia Lago es buena, y ver bondad en la tele no es moco de pavo.

2- Porque si de mocos se trata, nada mejor que una catarsis con sus películas para llorarse todo.

3- Hacer que "Lo que el viento se llevó" haga diez puntos de rating a 100 años de su estreno merece una cucarda.

4- Entre tanta chiruza cascoteada y escándalo bizarro, entre Zulma Lobato amenazada por un chino o Agostini y Nazarena capítulo 34587, la tía Virgi es el oasis.

5- Recupera el espítitu de "Función privada" sin el licorcito de Rómulo Berruti, pero sabe rico igual.

6- Porque con un sillón, tres potus, una ventana sin vidrios y un televisor Grundig del 86, hace un éxito.

7- Virginia da consejos, habla con las plantas, recibe miles de mails y habla suave en medio de una tele gritada, y sale mucho más barato que Susana.

8- Dejó culo p´arriba a conductores subidos a caballos que subestimaron a la competencia.

9- Calladita y susurrante te deja listo para una siesta después de los mates sin necesidad de acudir al Rivotril.

10- Mis tías la miran contentas porque yo no estoy más en la tele a esa hora.

Aunque abusa del tono didáctico por excelencia y algunas pelis son una patada en las borlas, la apuesta es distinta, y gana.


Dejá tu comentario