¿Quién quiere casarse con mi hijo?: Por qué NO

El Malo y El Peor

El reality conducido por Catherine Fulop ya tiene un par de emisiones al aire, y llegó el momento que pase por nuestro implacable ojo.

1- Porque cualquiera que haya visto "The Bachelor", podrá darse cuenta que este formato no tiene ni la gracia ni el misterio de aquel programa, en el que está basado el que vemos por Telefe.

2- Porque ni los hijos ni las madres son creíbles, todo parece armado, salido de una novela de Thalía.

3- Porque con esas madres que muestra el programa, cualquier hijo querría salir corriendo del hogar familiar, para casarse o para irse a vivir al Amazonas, pero lejos de esas mujeres.

4- Porque los muchachos son más artificiales que los pechos de la mayoría de las "futuras novias".

5- Porque viendo la cara de los participantes, hombres y mujeres, no van a tardar en aparecer videos prohibidos, fotos robadas, ex novios o novias, dispuestos a molestar la vida de esta gente.

6- Porque si Catherine Fulop no se cree lo que está pasando, difícilmente nosotros como espectadores podamos creer algo de lo que vemos.

7- Porque las reglas son demasiado "simples" para tener el gancho de los grandes reality de la televisión mundial.
                     
8- Porque a nadie le gusta ver un programa en donde el premio final es el casamiento, seguro que lo pensó un soltero que no sabe qué es el matrimonio.

9- Porque las chicas están mas preocupadas por cómo salen en cámara que en los pibes que tienen que conquistar.

10- Porque, aunque se muestra como un reality fresco y moderno, esto ya lo inventó Roberto Galán hace más de treinta años con "Yo me quiero casar, ¿y usted?

A pesar de las críticas, Fulop cumple con mucha dignidad un rol difícil dentro de un programa donde todo parece mentira, pero muy mentira.

Dejá tu comentario