Tengo IRA: Por qué SI

El Malo y El Peor

El caso Perdomo, aunque han pasado los días, aún me sigue provocando una profunda indignación y quería compartirla con ustedes. Con el permiso de mi socio Rodrigo Lussich, detallo los motivos de mi bronca.

1- Porque el escándalo con Vero Perdomo mostró lo fría y calculadora que a veces es la televisión.

2- Porque la mayoría de los responsables pidieron disculpas, y aquí no ha pasado nada; algunos ni disculpas y otros miraron para otro lado.

3- Muchos dicen "ya pasó". Díganselo a Norma, la mamá de Verónica, que fue ella la que dijo que a "Marcela Coronel la obligaron a pedir disculpas" y quieren que les diga que pienso, que sí, que le dijeron que lo haga". Eso me da ira.

4- Porque escucho a Moria Casán, a quien respeto y quiero, justificar y decir que "la maltratada fue Coronel, y que la mamá de Vero no tendría que ir a otros programas que no sean de Ideas", eso me provoca ira y una sensación de impunidad.

5- Porque la ira no se me fue pasando con el correr de los días, es más, cuando escucho a cada uno de los protagonistas justificar sus hechos y quejarse por las críticas, me dan ganas de decirles, ¡¡¡despierten!!!, se mandaron una gran cagada, pero aún no se dieron cuenta.

6- Porque hay un gran "DE ESO NO SE HABLA"  flotando en varios lados y sólo van a provocar que varios, entre los que me incluyo, sigamos hablando de esto.

7- Porque no hay forma que Vero Perdomo se vuelva a sentar en el living de "Este es el show" y no se nos remueva a todos el atropello y la humillación que vivió.

8- Porque todavía el productor que "sostuvo el graph", TODOS DUDAN DE VERO PERDOMO, no dijo quiénes eran ESOS TODOS, ni quien le dijo que ponga ese graph tan canalla.

9- Ira, porque no quiero formar parte de una televisión cobarde, mentirosa, sin alma, sin sentimientos, con gente vacía de corazón y de razón. Me da mucha ira, es más fuerte que yo, lo lamento, tal vez ser sincero me joda posibles laburos, y bue, si eso pasa me haré cargo de mi boca grande.

10- Porque todo esto nos mató la inocencia de un "juego mediático" que no pasaba más allá de unos gritos. Hoy siento ira y tristeza, y espero que se me vaya pasando. Reconozco que no es un lindo sentimiento, pero sentimiento es lo que falta en la televisión, sino nunca Verónica se hubiera visto en la horrible situación que la pusieron.

Igual mi ira ya se resolverá, me la aguantaré, la esconderé, lo que sea, pero les sugiero a los "actores" de esta fantochada que tengan cuidado con "la ira del público", no vaya a ser que esta vez, el desprecio que sintió Verónica, lo vivan en carne propia. Esto es un antes y un después, y eso no me lo quita nadie de la cabeza.

Dejá tu comentario