¿Un famoso tiene que salir con otro famoso? Por qué NO

El Malo y El Peor

Después del golpe que significó para mí la ruptura de Dorys del Valle y Emilio Disi no me pidan que crea en el amor entre famosos. Lanzo una plegaria por aquella dicha perdida y me retiro indignado.

1 - Claro que no estamos de acuerdo en que un famoso salga con otro. Dos egos en la cama pesan más que cualquier sentimiento amoroso. No hay espejo que aguante para que se miren y lo peor es que tarde o temprano la relación terminará cuando el más famoso de los dos deje al otro.

2
- Casos abundan y muy pocos han logrado pasar la barrera: Arturo Puig y Selva Alemán, Nora Cárpena y Guillermo Bredeston son dos casos emblemáticos y hay más; pero en general lo que en el amor llaman Cupido aquí suele ser vencido por algo más grave llamado Narciso.

3 - Empecemos con los ejemplos que convalidan este "NO" rotundo. Dorys del Valle y Emilio Disi, rubro actoral y pareja queridísima. Su divorcio ha sido un trauma para mí. No tolero esa separación. Pero resulta que Dorys parece que lo tenía carpiendo a Disi y el chabón se hartó. Injusticia.

4 - Mercedes Morán y Oscar Martínez, ¡Qué hermosa pareja! Todo venía bien. El era el gran actor argentino, pero un día ella hizo "Gasoleros", picó 40 puntos y cuando iban por la calle le pedían a él que saque la foto de ella y sus fans. La primera vez Martínez dijo "Ok" e hizo "Click". La quinta dijo "chau" e hizo "Pum".

5 - Más aca en el tiempo, poco aguantaron juntos los snobs de Carla Peterson y Mike Amigorena. Todo iba bien hasta que una mañana ella no encontró los ruleros y descubrió que los estaba usando él para hacerse la toca. Fin del cuento.

6 - Hablando de modernos, Juanita Viale y Gonzalo Valenzuela han pasado las tormentas y resisten con declaraciones de amor y lucha como si mantenerse juntos hubiese sido más complicado que acertar los números del Loto. La cita en un auto, de ella y Martín Lousteau, es algo que prefieren no comentar en las notas. Qué pena.

7 - Matías Alé y la cocina conejos Silvina Escudero se hicieron famosos a costa del otro como si salir hubiese sido un operativo de la Afip para atrapar evasores. El ya no tenía la cámara asegurada que le otorgaba estar con Alfano y a ella no la conocía ni la hermana; así que juntaron su hambre mediática y se enamoraron. El resto es historia conocida.

8 - Claro que hay casos de famosos que resisten: Nancy Duplaa y Pablo Echarri, Boy Olmi y Carola Reyna, Carozo y Narizota, Adriana Aguirre y Ricardo García más los citados en el punto 2 y otros que se nos pasan aseguran que se puede: Claro que no sabemos si se dirigen la palabra más allá de decirse en la mesa "pasame la sal".

9 - Porque siempre uno estará mirando el contrato del otro, el cachet del otro, los seguidores en twiter del otro, la taquilla del otro hasta que se den cuenta que estar con un anónimo les evitaría la comparación y zás. Se separan y se casan con un fan.

10-  Como en todos los casos hay excepciones. Susana es la única que ha sabido alternar parejas con famosos y anónimos, pero en todos los casos, igual se ha separado.

Dejá tu comentario