Golpes, nervios y depresión: ¿Qué le pasa a Gonzalo Heredia?

El peor d?a de...

El galán lleva desde hace un año una gran tristeza que algunos amigos cercanos llaman depresión.

Gonzalo Heredia vivió un mal momento el sábado pasado,  cuando un espectador en el medio de la función de la obra "El Montaplatos", le gritó "pésimo actor". El joven habría sufrido una crisis de nervios por el incidente y por eso suspendió la función, en el medio de esa situación pateo una pared lastimandose el tobillo, por tal motivo concurrió a la clínica Los Arcos para recibir atención médica.

Más allá de este desafortunado episodio quienes conocen bien a Gonzalo dicen que hace mucho tiempo que él esta algo deprimido. Parece que todo arrancó cuando en mayo del año pasado perdió el Martin Fierro al mejor actor de novela a manos de Raúl Taibo su compañero de tira. Le costo mucho repornerse y sobre ese episodio Heredia declaró: "Haber perdido el Martín Fierro como actor principal de ´Malparida´me deprimió mucho. Hoy me río pero realmente me angustió en su momento. Son cosas que te pasan, tiene mucho que ver con el ego actoral", se sinceró Gonzalo con la prensa.

Luego nació Eloy, su primer hijo con Brenda Gandini  y la felicidad invadió su vida.  Después llegó  el protagónico de "Lobo", una tira para el horario central en canal Trece y con esa propuesta todo pareció encarrilarse.

Pero nuevamente algo no funcionó y la novela fue levantada por baja audiencia a los pocos meses de su estreno. Además del dolor del mal paso profesional, Heredia se sintió peor porque según le contó a algunos íntimos en una reunión, Adrián Suar no le atendió más el teléfono y no volvió a tener más noticias del Gerente del Trece después que la tira empezó a perder con la competencia.

Gonzalo Heredia
hoy esta afuera de Buenos Aires con su familia tratando de descansar, vuelve el jueves para retomar la actividad teatral y en ese momento enfrentará a la prensa para poder aclarar el episodio vivido y los fuertes rumores de depresión que rodean a su persona.



Dejá tu comentario