La insólita situación que vivió Gabriel Cartañá con una paciente: "Vino sin ropa interior"

El psicólogo panelista de Bendita contó los detalles de la situación más extraña que le tocó vivir en el ámbito laboral dentro de su consultorio.

Gabriel Cartañá reveló, por primera vez, una insólita situación que vivió durante con una paciente en su consultorio cuando la mujer decidió desnudarse frente a él.

Una paciente en una oportunidad se me desnudó por completo en su consultorio. Fue hace muchos años, era una paciente jovencita, una mujer muy hermosa, tenía 27 o 28 años en ese entonces”, comentó el panelista de “Bendita”.

“Ella estaba muy acostumbrada a que su belleza era su herramienta y su arma para lidiar con la vida, y la terapia estaba empezando a llegar a zonas dolorosas para ella. Este es mi análisis”, consideró en una entrevista con Juan Etchegoyen.

gabriel cartaña

“Entonces, ella empieza a boicotear la terapia planteando una transferencia erótica hacia mí diciéndome que yo le gustaba. Yo le decía que no era una opción romántica para ella, yo estaba en un lugar más cerca al padre y ella seguía insistiendo”, agregó.

Y prosiguió: “Los primeros diez minutos de cada sesión durante dos meses, discutíamos por qué no teníamos relaciones. Un día se ve que vino con todas las pilas puestas, aparte por su historia tenía conformado que todos los hombres eran malos. Necesitaba ponerme a prueba y sacarme de ese lugar”.

“En ese momento me dijo que yo me hacía el canchero porque estábamos vestidos. Y le dije ‘¿Qué querés? ¿Desnudarte?’ y me dice ‘no te controlarías’. Se sacó la ropa, vino sin ropa interior, totalmente desnuda. Y le dije ‘no estoy viendo nada que no supiera antes de que te desnudaras, que sos muy bonita. Ahora por favor vestite’”.

“Y le expliqué ‘yo voy a acostarme con una paciente el día que yo considere que la paciente necesite terapéuticamente tener sexo con su terapeuta, no es tu caso y no creo que sea ninguno’. Y seguimos trabajando, siguió trabajando un tiempo más y seguía viniendo”.

Temas

Dejá tu comentario