Madonna hace "control de furia" para sacarse la bronca de pagar tanto por su divorcio

La cantante y actriz estadounidense Madonna comenzó a tomar clases intensivas de la Cábala sobre "control de la furia", para lidiar con el odio que siente por su ex esposo, el cineasta británico Guy Ritchie.

Según informó el periódico inglés The Sun, la "diva del pop", decidió tomar clases especiales para controlar sus sentimientos de furia contra su ex marido, mientras la pareja se prepara para comenzar con los trámites de divorcio.

Madonna, que el miércoles había participado de un concierto en Montreal, Canadá, como parte de su gira internacional "Sticky & Sweet", viajó de inmediato a Nueva York para someterse a las clases intensivas en el Centro de la Cábala, según consignó la agencia internacional Ansa.

La cantante también cuenta con un consejero espiritual, que la acompaña durante su gira para controlar sus sentimientos de odio contra Ritchie.

De acuerdo al Sun, la artista, madre de Lourdes, de 12 años, Rocco, de 8 y del adoptado David Banda, de 3, está "furiosa" con su ex esposo por las demandas que hizo de dinero, y por la forma en que detalles privados de la pareja se hicieron públicos.

"Está furiosa que a él le corresponda tanto dinero, cuando es ella la que está trabajando como loca en esta gira", dijo una fuente de la estrella.

Según la fuente, Madonna "está recibiendo ayuda de un consejero de la Cábala, quien la acompaña para dejar atrás el odio, y de esa forma terminar lo antes posible con el divorcio por el bien de sus niños".

"El consejero le aseguró que ella encontrará a su alma gemela, pero antes deberá calmar su furia", continuó.

Dejá tu comentario