Ricardo Darín se rectifica: al final sí lo habían invitado a los Oscar

El protagonista de "El secreto de sus ojos" creyó que no había sido invitado a la entrega de premios de la Academia de Artes y Ciencias de Hollywood. Dijo que la palpitará el domingo por TV.

Ricardo Darín rectificó sus declaraciones respecto de su ausencia en la entrega de los premios Oscar, donde la película argentina que él protagoniza, "El secreto de sus ojos", está nominada como mejor film extranjero.


 


En declaraciones a radio Continental, el actor atribuyó su creencia de que no había sido invitado a la ceremonia a un mal entendido con su representante. "Es una gran mentira que no fui invitado oficialmente. Creí que no estaba invitado y ellos habían insistido muchísimo", corrigió.


 


Sin embargo, Darín expresó que finalmente no estará presente en la ceremonia por elección propia. De hecho, cuando creyó que no lo habían incluido en la lista de invitados, explicó que el director de la película, Juan José Campanella, "ya sabe que no soy muy proclive a ir, así que es muy probable que se hayan ahorrado incluso el esfuerzo de invitarme".


 


Aunque al principio se mostró poco entusiasmado con la premiación (en 2001 fue nominado con "El hijo de la novia", dirigida también por Campanella), el actor confesó que espera ansioso al 7 de marzo: "Quiero que llegue el domingo, para bien o para mal, pero quiero que llegue para saber, porque ya estoy cascoteado con todo este trajín", bromeó.


 


Darín ya tiene su plan definido: "Haré la función de Art y después me iré rápido a casa para agarrar la transmisión", comentó.


 


El actor reconoció que el premio que entrega la Academia de Artes Cinematográficas de los Estados Unidos es "la distinción más alta en términos de repercusión", que "a nivel promocional sería muy importante para la película y para el cine argentino en general".


 


Quizás por eso, a dos días de la ceremonia se dejó atrapar por la ansiedad: "Hace un tiempo no tenía muchas expectativas, ahora sí", reconoció Darín.


 


El actor se tomó en serio la preparación para los premios y miró con atención dos de las cuatro películas contra las que compite la argentina: "Me encantaron, pero son películas muy dramáticas donde no hay espacio para ningún tipo de humor", opinó con confiaza.


 


Para él, la película de Campanella "se recorta sola" dentro de la categoría, porque, aunque la historia es "muy áspera, dura y agria", se trabajan también "las cuerdas del humor y el dinamismo".


 


Hasta ahora, Darín ya vio "La cinta blanca", del director alemán Michael Haneke, y "La teta asustada", de la peruana Clauida Llosa y tiene planeado ver las otras dos competidoras, la francesa "Un profeta" y la israelí "Ajami".

Dejá tu comentario