El asistente de Moria se quedó en Paraguay para declarar mañana

Esto pasa

El asistente de Moria debe declarar ante la fiscal que investiga el robo de las joyas en Paraguay; no pudo volver con su jefa y se espera que lo haga mañana.

Galo, el asistente de Moria Casán, está a disposición de la justicia paraguaya para declarar y lo hará el lunes junto al socio de Moria, Luciano Garbellano.  De esa declaración dependerá si su vuelta a Buenos Aires

En cambio nada se sabe de Luciano Garbellano, a quién la justicia mandó detener.

Moria Casán almorzó en Paraguay y volvió al país en un vuelo de línea a las 18 hs, que llegó a las 20.

Tras declarar ante la justicia paraguaya se trasladó a casa de la familia de Larissa Riquelme y allí permanecerá hasta que se vaya al aeropuerto mientras la justicia busca a Luciano Garbellano, su socio,  nombrado por ella a raíz de la desaparición de las joyas.

"Galo fue quien me sacó la gargantilla y no volví a ver las joyas" en un camarín lleno de gente declaró la diva ante la fiscal de la causa. Una vez que el asistente aclare ante la justicia podrá volver al país.

La representante del ministerio público evalúa tomar declaración a Garbellano y al asistente de Moria mañana temprano; por lo que no se sabe si lograrán detenerlos antes o si se presentarán por su propia voluntar a declarar temprano.

Moria empezó a escribir en su cuenta de Twitter agradecimientos a quienes la acompañaron y agregó:

"Siempre estuve tranquila y feliz con mi verdad. No tuve necesidad de desdramatizar el hecho porque lo relativicé. Pasé una noche diferente en un despacho dormitorio de categoría 1 estrella en la comisaría 17. Los estaré viendo en breve y seguirán sabiendo de mi todo el tiempo mientras me sigan nombrando."

Dejá tu comentario