Habló el joyero paraguayo, antes del careo con Garbellano

Esto pasa

El dueño de "Armando joyas" insiste en que la gargantilla robada es verdadera, que Moria se las puso para pagar una deuda de su socio y que seguirá hasta las últimas consecuencias.

Juan Antonio Benítez, el dueño de "Armando Joyas", quien denunció a Moria Casán por el robo de su gargantilla valuada en más de 80 mil dólares dijo que "las joyas son verdaderas". El joyero irá a un careo mañana -se pospuso a minutos de realizarse hoy-  con Luciano Garbellano en Paraguay.

Según relató, Moria hizo la publicidad mostrando sus alhajas a raíz de una deuda contraída con él por un socio paraguayo de Garbellano llamado Fraga que le pagó con cheques sin fondo. Como no pudo cobrar 2000 dólares, se arregló "entregarle a Moria para que haga la publicidad para saldar esa deuda".

Benítez confirmó que esperó 24 horas para hacer la denuncia del robo porque Garbellano le aseguró que tenía "amigos diputados" y que lo iba  a resolver. Así se lo dijo a Chiche Gelblung esta mañana en diálogo por Radio Mitre.

"Cuando desaparecieron las joyas Luciano me dio el beso de Judas y no lo vi nunca más. Moria estaba en su camarín y no las había puesto en la caja fuerte que había allí. ¿Cómo no van a ser reales? Son de oro azul, zafiros y brillantes. Son un regalo para mi esposa y no estan aseguradas".

El joyero insiste y seguirá a fondo hasta que se encuentren las joyas y alguien pague por ellas.

Dejá tu comentario