La Bio esfera se largó en Showmatch con Peña y Solari: al jurado no le gustó nada

Esto pasa

Se presentó el nuevo ritmo del Bailando, con gran impacto visual pero -según el jurado- sin emoción. Sólo Polino rescató la gran producción y dio vuelta la onda. Peña se fue disconforme.

"Si seguimos así, todos los días vamos a ir a las nueve y media" dijo Marcelo Tinelli en el comienzo de la emisión especial de Showmatch en el Súper Martes con fiesta loca y presentación de la Bio Esfera, nuevo ritmo que presentó en el inicio del programa.

"Ustedes quieren joda, la van a tener" dijo Tinelli al presentar al DJ Piloto en un costado del estudio listo para largar la fiesta que la semana pasada se lanzó como la Maratón Gay del Bailando.

Pero antes de la famosa fiesta y de la llegada del hermano de Charlotte Caniggia, Alexander, se presentó el nuevo ritmo de acrobacia en una enorme esfera con trapecios en lo alto con una performance con música de Queen para abir la noche. 

Tinelli demostró que le tiene más confianza al impacto visual de su novedad coreográfica (después de los repetidos Disco y Regaetton) que al comienzo que tuvo la semana pasada con Gasalla cuando arrancó perdiendo la primera media hora con Graduados. El conductor se trepó al trapecio redondo, rodó un poco, se mareó y se bajó enseguida.

Florencia Peña entró con un nuevo bailarín -Maxi Diorio- porque su habitual soñador, Nicolás Scilliama "se marea y vomita", dijo. Peña llegó para abrir el ritmo y cuando quiso estirar la previa Tinelli la apuró: "Hoy no tenemos tiempo", aunque al ver su cara de pocos amigos, accedió a jugar con sus tatuajes.

La actriz realizó la primera coreografía en la Bio esfera con "Corazón delator" versión sinfónica de Gustavo Cerati y mucho juego de Peña en el interior del círculo aéreo y su bailarín haciéndola pendular por el espacio.

"Muy prolijo pero poca emoción" le dijo Pachano a Peña que parecía que tenía ganas de llorar después del baile; los puntajes fueron buenos pero sobrios. Peña se fue poco conforme por el apuro y devoluciones sin mucha onda. "Me cagan por todos lados" le dijo a Polino.

La segunda y última en bailar el nuevo ritmo fue Liz Solari con otro adaggio en la esfera.

"Si ésto va a seguir así, a mí me va a aburrir" dijo Carmen en la primera devolución a Solari y Tinelli la miró feo. Todos los jurados coincidieron en pedir más impacto, como que esperan otra cosa del ritmo; destacaron las poses de acrobacia pero evidentemente esperaban más despliegue, un mayor efecto visual, dijo Moria. 

"Más poses y no tanta trepada", resumió.

El comienzo del nuevo ritmo perdía frente a Graduados que se mantuvo por encima de Showmatch en la competencia directa, más allá de la novedad que rindió menos de los esperado.

Dejá tu comentario