Moria y Garbellano: las joyas no aparecen y ambos siguen investigados por el caso

Esto pasa

El asistente de Moria volvió al país pero Garbellano sigue muy complicado tras insultar a la fiscal de la causa; Moria hace vida "normal" en Bs.As. pero puede haber sorpresas.

La situación procesal de Luciano Garbellano sigue siendo complicada en Paraguay después de insultar a la fiscal de la causa en la que se investiga la desaparición de las joyas que derivó en la detención de Moria Casán el fin de semana pasado.

Galo, el asistente de Moria, volvió hoy al país tras ser liberado por la justicia, pero para Garbellano las cosas están más complicadas. En pleno careo con el dueño de Armando Joyas le dijo a la fiscal Celeste Campos Ros que era una "vedette" a la que le regalaría dos concheros, "sinvergüenza" y acusarla de estar "entongada" con el joyero Benítez para desprestigiar a Moria y  a su persona. La fiscal se fue llorando del despacho y presentó una denuncia contra Garbellano por desacato a la autoridad.

El juez Alberto Sosa que investiga la causa quiere ahora detener a Garbellano, por lo que sus cuentas con la justicia paraguaya siguen vigentes y parecen lejos de saldarse.

Moria Casán mientras tanto, retomó su vida normal, ensaya la obra "Tres mitades" con su hija Sofía Gala bajo la dirección de Muscari y parece despegarse públicamente del caso al centrarse la atención en su socio.

El joyero iniciará acciones en paralelo contra ella la semana que viene y no se descarta que pueda ser llamada a declarar nuevamente en la investigación. Las joyas, a todo ésto, siguen sin aparecer.

Dejá tu comentario