Manoseos y acoso: un libro revela el lado más oscuro de Robin Williams

En un nuevo libro biográfico, la co-protagonista de "Mork y Mindy" contó el lado más oscuro del actor y qué sucedía en el set de grabación.

Robin Williams fue uno de los actores más queridos de Hollywood y recordado por sus inolvidables papeles en Jumanji, Una noche en el museo y Patch Adams. Sin embargo, a cuatro años de su muerte, un nuevo libro biográfico revela un extraño comportamiento del actor y plasma los testimonios de sus colegas durante las grabaciones de Mork y Mindy.

mork-mandy.jpg

Pam Dawber, co-protagonista de la serie, aseguró que Williams acosaba a sus colegas mujeres, y les agarraba la cola y los senos constantemente. Además, indicó que el actor se desnudaba frente a ella sin inhibición y se paseaba por el set sin ropa. Este comportamiento se habría repetido durante los cuatro años que duró la grabación de la ficción.

"Las cosas más groseras que me hicieron fueron hechas por él"

A pesar de revelar esto, Dawber aseguró que a ella nunca le molestó, pese a su corta edad y que nunca podría juzgarlo como “un degenerado”: “Después de todo, eran los 70”, excusó en Robin, una biografía escrita por Dave Itzkoff, periodista de The New York Times.

mork-mandy.png

Las cosas más groseras que me hicieron fueron hechas por él. Y nunca me ofendí. Quiero decir que fui molestada, golpeada, agarrada. Creo que probablemente lo hizo con mucha gente… pero fue muy divertido”, expresó Dawber sobre ese entonces.

La actriz aseguró que Robin “de alguna manera tenía esa cosita inocente… Esos ojos brillantes. Él te miraba, muy juguetón, como un cachorro, de repente. Y luego agarraría tus tetas y luego huiría. Y de alguna manera él podría salirse con la suya. Eran los años setenta, después de todo”.

“Podía estar recitando un párrafo y en el medio se daba vuelta y le agarraba el trasero"

Por su parte, Howard Storm, director de la serie contó que en el actor “no había nada lascivo en su mente, tan solo era Robin siendo Robin y creía que podía ser gracioso”: “Él podía estar recitando un párrafo y en el medio se daba vuelta y agarraba su trasero. O un seno. Y comenzábamos de nuevo. Yo decía: 'Robin, no hay nada en el guion que diga que debés agarrar el trasero e Pam ’. Y él respondía: ‘Ok, ok’ ”.

Dejá tu comentario