Gritos y violencia en la mansión de Jorge Ibáñez por la herencia de dos familiares: "¡Dónde están los 200 mil dólares!"

La madre del diseñador, Mabel, y su hermana Alejandra Ibáñez protagonizaron una violenta pelea.

Una violenta escena se vivió en la ex mansión del fallecido diseñador Jorge Ibáñez, cuando su madre Mabel Ibáñez, y su hermana, Alejandra discutieron por dinero y fueron grabadas por .las cámaras de seguridad del local del diseñador.

“¡Dónde están los 200 mil dólares!”, habrína sido los gritos de Alejandra hacia su madre, quien se ve en el video con fuertes expresiones de enojo. La imagen fue difundido en el programa "A la tarde", de América. Según contó el periodista Diego Estévez, "la disputa es una herencia pero no de la de Jorge, porque esa ya se repartió entre sus padres, es la herencia del papá de Jorge, que murió y dejó 20 propiedades y una caja de seguridad con al menos 400 mil dólares. Parece que Alejandra fue a la caja de seguridad que era propiedad de ella y su madre y faltaban 200 mil”.

Tiempo atrás, Mabel había hablado sobre su hija. "Hay dos cosas que Dios aborrece, y lo dice la Iglesia: una de las cosas es la lengua mentirosa. Primero, señores periodistas, cerciórense bien antes de perjudicar a personas que están trabajando, porque yo nunca bajé los brazos aún en el dolor que tuve por la muerte de mi hijo. Y el otro dolor es la ambición de ciertas personas. Y digo ciertas personas porque la ambición de mi hija es desmedida. No puedo ceder mi parte en vida porque no quiero”, afirmó.

La ambición de mi hija es tan grande que no mide las consecuencias. No mide que se lo está diciendo la madre que cuidó el patrimonio. No saqué ni un peso, lo digo así, a todo el mundo. Tres abogados puso mi hija y un contador, desconfiando de la madre, pero se fueron como vinieron”, agregó.

Alejandra vive en Colombia, es cardióloga, su marido también es médico y arremetió contra la señora en frente del público que estaba en la mansión.

Violento escándalo: Mabel Ibañez y su hija enfrentadas por dinero

Dejá tu comentario