Cómo es cortarle el pelo a L-Gante: lo cuenta Facundo Guas, el barbero de los famosos

Comenzó de chico en su casa, luego se puso una barbería como hobbie y hoy lo llaman los principales artistas de la música. Conocé su historia, cómo se capacitó, qué le piden los cantantes y cuál es su sueño.

Como adolescente se dio cuenta que le encantaba cortar el pelo y comenzó en su casa animándose con familiares, con 18 años ya se había puesto una barbería y, de repente, tres años después, a los 21, se convirtió en el “barbero de los artistas”. No le molesta el título, al contrario, le gusta.

“Llegaron a los famosos es algo que siempre busqué y de a poco se fue dando por contactos y, en especial, porque les ha gustado mi trabajo”, admite este chico de Lomas de Zamora que arrancó con la imagen de El Noba, quien lo recomendó con su amigo L-Gante, el referente máximo de la cumbia 420. El mismo artista lo invitó para que se encargara de su estilismo en la grabación de un videoclip junto al cantante Perro Primo. Hoy, Guas es el barbero personal del freestyler y rapero Ecko, además de atender en su local en Las Lomitas.

pelo.mp4

“A L-Gante le fui a cortar al parque industrial de Florencio Varela cuando estaba grabando el videoclip y me sorprendió su sencillez porque apenas llegué, me recibió su seguridad, me tomó los datos pero Elian me vino a buscar hasta la puerta… Un gesto que habla de la clase de persona que es. Durante el corte hablamos un poco de todo, me contó que él también cortaba el pelo y lógicamente yo lo felicité por todo lo que ha logrado en tan poco tiempo. Una persona muy sencilla y cálida”, relata Facundo, quien agrega que el máximo referente de la cumbia 420 le pidió el corte que hoy está de moda y que le solicitan “el 85% de los clientes” que van a la barbería.

“El corte se llama Fade y va variando en números, tonos y colores, de más pelado a más largo, degradado. Es el corte que Elian se hace siempre, pero hay que retocarlo cada semana”, precisa.

image.png

“Trabajar en la imagen de los artistas está buenísimo, porque son trabajos que ven muchas personas, ya sea por una historia o un videoclip. Es una muy buena manera de darse a conocer, y que personas de todas partes puedan ver la calidad de tu trabajo”, asegura.

Guas se siente orgulloso de haber arrancado con algo temporal y ahora haberse transformado en una vocación, en un trabajo que ama hacer y sueña ir expandiendo. Para eso se capacitó con profesionales argentinos e incluso de otras partes de Latinoamérica, como Uruguay, Colombia y Perú “para estar al tanto de las últimas tendencias, algo que suele ir cambiando bastante”.

Guas, sin embargo, no quiere quedarse solo con ser el "barbero de artistas" y va por más. Por eso proyecta tener su propia cadena de peluquerías y academias. “Es mi sueño, poder enseñarle este oficio a todo el mundo”, agrega. Además cuenta que le encantaría viajar y tener una experiencia en otros países, sobre todo en Estados Unidos, “para tener la experiencia y saber qué se siente trabajar para gente de otra cultura y gustos”. Otra linda historia de crecimiento y superación, de buscar y encontrar un oficio y una pasión en la vida.

Embed

Dejá tu comentario