Pasión desenfrenada en el trabajo: Donde se come...

Lengua de trapo

Mujer bonita si las hay, el paso de los años la pone cada vez mejor. En el trabajo empezó la histeria de esta historia, y después... besos, caricias, y mucha pasión.

Ella supo ser actriz convocante en su momento, después su profesión derivó en la conduccion en sus distintos generos...

De hecho ahora conduce un envío. Es joven, bonita y es de la clase de mujeres que cumplen años pero le pasan de largo, no se le nota.

 Le es esquiva al amor y al compromiso y prefiere tener relaciones menos comprometidas pero eso si... pasionales ante todo..

Por eso esta vez posó su mirada sobre un ejecutivo, muy buen mozo él, al que ve muy seguido por que casualmente trabajan en el mismo lugar.

Cualquier sitio sirve para cruzar miradas cómplices o encuentros casuales: el pasillo, el estudio, las oficinas. Ella recibe los mensajes y va en su búsqueda. Se avisan donde anda el otro, y a la salida salen por separado y a las pocas cuadras un auto se pega al otro y.... desaparecen.

Ella no le hace honor al dicho "donde se come no se..."

Dejá tu comentario