La furia de Andrea Rincón contra el jurado de Masterchef Celebrity: "No me perdonan una"

La actriz se mostró furiosa y dolida por la devolución de sus platos y no pudo contener las lágrimas y los insultos.

Andrea Rincón no pasó una buena noche en Masterchef Celebrity. La actriz, al borde del llanto, con insultos y un claro enojo, dio a entender que había favoritismos por parte del jurado con el resto de los participantes.

Con la temática del jueves, los siete participantes - Claudia Fontán, Cande Vetrano, Andrea Rincón y Georgina Barbarossa, Sol Pérez y Flavia Palmiero y Alex Caniggia- debían preparar dos platos que pudieran comerse en la playa.

Espero que esta vez les guste. El otro – en referencia a Alex Caniggia - con un melón deslumbró a todos y yo tengo que hacer malabares para sacarles una sonrisa”, dijo sobre las actitudes del jurado, integrado por Germán Martitegui, Donato de Santis y Damián Betular.

La primera crítica fue de Martitegui con respecto a la salsa y Rincón explotó de furia: “Si la hago no es salsa. Si la hace otro es salsa... Yo ya estoy enojada, ya tengo los huevos al plato”.

Tras reconocer su enojo, llegó el turno de la devolución de Donato, quien también se mostró disconforme con el plato de Rincón, a lo que la actriz reaccionó en el backstage: “¿Esto no es plato de playa y el que hace mi compañero sí?”.

andrea rincon masterchef

Al ser consultada por Santiago del Moro sobre su enojo, respondió: “Ya está, Yo no voy a señalar, no soy policía, no soy vigilanta, no me voy a poner a tocar pito y mucho menos con mis compañeros porque tengo aprecio con todos”.

Quien la interrumpió fue Donato: “La vara es la misma para todos, no digas eso porque vas a perder todo el entusiasmo”.

Y Rincón explicó: “Siento que con mis platos son más severos que con los de los demás. Perdón, ya está. Es lo que me pasa. Tengo la necesidad de decir lo que me pasa. Si mañana me voy (por el domingo) lo dije antes de irme, ya está”.

No creo que mis platos sean perfectos pero no me perdonan una”, sostuvo en el back mientras sus compañeras intentaban calmarla en el piso: “A todos nos fue mal”.

“Es mi sensación y esto no es contra de nadie”, sostuvo la actriz y Del Moro intentó consolarla: “Que no te lastime, para mañana que te salga mejor el plato”

Luego, en el detrás de cámara reflexionó sobre sus palabras, aunque sostuvo que había favoritismos: “Me hubiese gustado no haber reaccionado así y habérmela bancado, pero no pude, y no me quiero ir, la verdad, siento que no es justo”.