Así presentábamos a la nueva Primera Dama de Ricardo Fort

Medi?ticos

Antes del escándalo sucitado en televisión por el cual Vanesa Carbone fue suspendida de América, RatingCrero.com hablaba hoy de sus modos y desplantes.

Ricardo Fort ya no tiene novia pero tiene reina. Su colaboradora Vanesa Carbone es ama y señora en los estudios donde se hace el programa "Fort Night Show".

Carbone fue una de las últimas "chicas Fort" en aparecer en la vida mediática del millonario, tras la salida de Claudia Ciardone, otro de los "talentos" que rodearon a Fort en los últimos tiempos, en ese caso aún bajo el título de "novia".

Aparte del ítem romántico femenino, Fort siempre necesitó tener "primera dama": lo fueron Adriana Salgueiro y Fernanda Callejón.

Vanesa Carbone vino de alguna manera a ocupar ese lugar, es titular en todos los viajes que el millonario realiza, y hasta ha acompañado a Martha, su madre, a Estados Unidos en periplo placentero y de compras.

La tal Carbone se ha adueñado de su puesto y agarrate si se te cruza en el camino. En los estudios de Parque Chas donde sale al aire el programa de Fort hasta los empleados de limpieza le temen.

Pero sus "víctimas" favoritas son las otras "chicas Fort" que -según ella- están en inferior categoría.

Tras llevarse puesta a Erika Mitdank -pérdida irreparable para el mundo del arte- parece que la que padece las ínfulas de Carbone es Dominique Pestaña, bailarina que se lució en espectáculos como  "El gran burlesque" y "Barbierísima" en temporadas marplatenses.

Cuentan en el entorno de Fort que la "primera dama" le habla pestes de Pestaña para hacerla rodar barranca abajo.

En ocasión del tercer programa de "Fort night show", parece que Dominique Pestaña se apareció en el estudio con un vestido plateado -muy bonito- en el mismo tono del que llevaba puesto Carbone.

¡¡¡Para qué!!! Dicen que Carbone quiso obligar a Pestaña a que se lo saque porque ella estaba del mismo color, cosa que no pudo pasar porque la bailarina no tenía uno de recambio: "Que sea la última vez; yo soy más importante que vos. Vos tenés que consultar el color conmigo", le dijo Carbone a Pestaña cual hermanastra mala a Cenicienta.

Parece que está tan firme en su puesto que al aire del último programa dijo: "Yo antes le sostenía las cartas a Sofovich; ahora como buena discípula de Gerardo, el juego lo estoy manejando yo".

Mientras sus chicas pelean, Fort prefiere que ellas den notas y dice que ya "no quiero mostrar más el cuerpo; estoy conduciendo y ya no da que muestre".

La autoestima siempre alta. La Carbone, parece, ¡siempre brava!

Dejá tu comentario