El fin de las Botineras

Medi?ticos

Una especie que está en vías de extinción, cada vez se ven menos chicas que se suben a la farándula a partir de sus romances con futbolístas. La verdad que las vamos a extrañar.

Arrancaron allá por la década del 70, con Pata Villanueva como cabeza de las chicas, modelos/actrices/ vedette, que tenían romances con jugadores de fútbol no sólo por amor sino como trampolín a la fama.

Algunas se casaban y otras sólo usaban ese "amor" para ingresar al mundo del espectáculo.

En los 80, el símbolo fue Sonia Pepe, que se casó como una princesa con Hector "el Bambino" Veira, una modelo hermosa que al contrario de otros casos, a partir de su matrimonio se retiró del medio.

Los años 90 son la explosión de este fenómeno con Mariana Nannis a la cabeza, modelo, provocadora en los medios, bella, odiada y amada a la vez. En esos años podemos citar a, Carolini Baldini con el Cholo Simeone, Yanina Latorre con Diego, el crack de Boca, Luciana García Penna con el pelado Almeyda, entre varias. Muchas siguen casadas con sus maridos y el título de botineras, tal vez les suene algo irrespetuoso.

Llegado el nuevo milenio el fenómeno se intensificó de una manera distinta, hasta se hizo una ficción con su nombre: "Botineras".

De pronto los realitys, los boliches, los programas de chimentos y los "desfiles", se convirtieron en el semillero de las botineras. Chicas que eran "novias", "amantes", "cuernos" o "sólo amigas", que se pegaban a jugadores en ascenso y según cada caso, terminaban casadas o arriba de un escenario de teatro de revistas.

En esa lista se mezclan, Wandar Nara, Evangelina Anderson, Eliana Guercio, Fernanda Vives, todas casadas y felices hoy, también Amalia Granata, Tamara Alves, Sabrina Ravelli, Mariana de Melo, entre las que terminaron mal con sus ex, pero que tienen un lugar en el medio.

Y las últimas que aparecieron e ingresaron al mundo de la farándula por "una noche" con un futbolista fueron las hermanas, Joanna y Pamela Pombo, ellas dijeron que se habían "enfiestado" con el Ogro Fabbiani, después lo desmintieron como también negaron su parentesco, todos cuentos.

Esa fue la última incursión mediática botinera, desde ellas no aparecieron nuevas "chicas" listas para "cazar jugadores", se dice que las azafatas del programa "A todo o nada" de Guido intentan ese camino pero son sólo rumores, lo cierto es que el "modelo" parece agotado.

Las Botineras, han dado muy buenos resultados a la prensa y a ellas mismas, pero parece que, o los jugadores se avivaron, o las nueva botineras tienen un "bajo perfil", desconocido para nosotros hasta ahora.

Veremos si vuelven con toda la furia o si en estos momentos estas chicas están colgando sus botines y buscando nuevas "víctimas", en otras áreas del mundo deportivo.

Dejá tu comentario