En Chile, la Leona Barrientos saca las garras y dispara contra media farándula

Medi?ticos

Exclusivo de RatingCero.com. ¿Se acuerdan de Adriana Barrientos? Desde Chile ataca rabiosa a Moria, Bal y Cassandra.

Llegó sobre fines del año pasado a Buenos Aires para firmar contrato con Barbierísima, la revista de Carmen Barbieri en Mar del Plata; después de unas semanas en la ciudad se volvió a su Chile natal, pero en el camino hizo unos cuántos escándalos en el piso de Showmatch enfrentándose a Moria Casán, y se convirtió en figurita repetida en los programas de la tarde protagonizando polémicas.

Después se aburrió, se fue y no se supo nada más de la chilena Adriana "La Leona" Barrientos, quien este fin de semana fue figura destacada al venir a su país la revista de Carmen. La Leona ofició de anfitriona y dio rienda suelta a su pico filoso para disparar contra quienes fueron sus enemigos mediáticos cuando estuvo en Argentina: Moria, Santiago Bal y Cassandra Crash, la mediática ex asistente de Bal que suele estar en Infama.

La chilena sabe que con sus declaraciones logra rebote mediático en Buenos Aires y por eso va a fondo; maneja la impunidad verbal de quien no tienen nada que perder y se manda con todo.

Fue fuerte su enfrentamiento con Moria Casán en el Bailando. La diva baja al barro de la pelea con quien se le pone enfrente, sea alguien importante o un nadie. Y ahora Barrientos la recuerda y habla del caso del robo de las joyas en Paraguay:

"El día que detuvieron a Moria estuve feliz, la verdad es que yo bailé una cueca que es el baile nacional de mi país. Bailé zamba, bailé cueca, bailé tropical y todos los ritmos. Moria es una delincuente internacional. Cuando vino a Chile, mi país, robó varias cosas, del hotel en donde estuvo se encointraron hasta calzoncillos de hombres casados. Roba cosas y roba maridos. La joyas se las robó seguramente. Ella está pasando necesidades con este tema de que no le crece el pelo en la cabeza tiene que hacerse montón de tratamientos químicos a ver si le sale algo de pelo. Ya no tiene cejas ni pestaña ni pelos en la cabeza; en el único lugar donde le salen pelos es en los bigotes" dijo Barrientos sin pestañar ni sonrojarse ante tanto disparate junto.

      Embed

Su segunda víctima fue Santiago Bal, el ex de Carmen que la dirigió en Barbierísima, con quien tuvo breve pero mala relación: "Varios recuerdos tengo de Don Santiago, recuerdo que era un caballero muy talentoso que andaba con permiso de cementerio. La verdad es que le tengo mucho cariño, no creo que le haya sido infiel a Carmen, yo pongo las manos en el fuego por él porque yo se que la parte de abajo no le queda vida, es un hombre víctima de las acusaciones de diferentes mujeres", ironizó con tremenda maldad y sin importarle nada la mediática chilena.

      Embed

Por último se encargó de Cassandra, la vestuarista que trabajó con Carmen y se fue junto con Bal cuando ellos se divorciaron: "Lindos recuerdos de Cassandra, me acuerdo cuando andaba con un pantalón blanco muy apretado que se le notaban las tres piernas y luego me acuerdo de ella en Infama tiempo atrás debutrando como show woman ; se le escapó una lola. Me llamó la atención, parecía un topless ruso, se veía una pechuga, un palito y una pechuga. Cassandra hace brujería sino miren donde está Santiago Bal, lo tiene seco de la cintura para abajo, lo tiene seco en sus partes íntimas y su billetera. Cassandra que no se olvide quien es su madre y su maestra, esa tiene un solo nombre y es Adriana Barrientos la leona".

      Embed

Seguramente estas declaraciones escandalosas desde Chile, claramente dichas con el ánimo de provocar réplicas en el mundo mediático farandulero, las tendrán.

Dejá tu comentario