La familia real contestó las acusaciones de Meghan Markle

La Casa de Windsor, a través de la Royal Rota, difundió un comunicado a nombre de la reina Isabel II.

La Reina Isabel II habló a través de un comunicado sobre la escandalosa entrevista que Meghan Markle y el Príncipe Harry realizaron con la periodista Oprah Winfrey, en donde acusaron a la Realeza de racismo hacia su hijo Archie además de desatención frente a una profunda depresión de la actriz.

"Toda la familia ha mostrado su tristeza al conocer en toda su amplitud lo desafiantes que resultaron los últimos años para Harry y Meghan. Los asuntos suscitados, en particular el relativo a la raza, son muy preocupantes. Aunque los recuerdos sobre lo ocurrido pueden variar, nos los tomamos muy en serio y serán dirigidos de modo privado. Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de la familia” , expresaron en el texto firmado por Isabel II, reina de Inglaterra.

texto.jpeg

En la nota, Markle reveló que cuando ella estaba embarazada se había llegado a hablar "de cuán oscura iba a ser la piel de su hijo". Además, contó que tuvo pensamientos suicidas por una profunda depresión y que al pedir ayuda en el Palacio, se lo negaron.

Oprah Winfrey contó que Harry le había dicho luego de la grabación del programa, que el comentario racista no habían sido dicho ni por parte de Isabel II ni el duque de Edimburgo. Ahora, la mirada está puesta sobre el príncipe Carlos o el príncipe William.

Pero eso no fue todo. Al niño le negaron el título de príncipe y otros privilegios. “En los últimos meses me dijeron que nuestro hijo no iba a recibir seguridad. Como no le iban a dar el título de príncipe no le daban seguridad. Pero nosotros no habíamos creado esa monstruosa maquinaria a nuestro alrededor, necesitaba estar seguro”, comentó. Y agregó: “El primer miembro de la familia real de color no recibió un título. Y se dijo que fue nuestra decisión, pero no lo fue”.

Harry y Markle viven en Canadá y serán padres de una niña.