Movistar recicló un millón de kilos de residuos electrónicos

Esto se suma al Plan de Recolección y Reciclado de Baterías que, desde 1999, lleva recicladas más de 2.500.000 unidades.

La empresa de telefonía móvil Movistar recicló un millón de kilos de residuos electrónicos, colaborando así con el cuidado y conservación del medio ambiente.

A fines de 2006, la compañía firmó un acuerdo con Silkers para la gestión social y ambientalmente responsable de los desechos provenientes del negocio de la telefonía móvil, como carcazas plásticas o metálicas, cargadores, cables, transistores y circuitos impresos e integrados.

Esta iniciativa se suma a su Programa de Recolección y Reciclado de Baterías, que, desde su lanzamiento en diciembre de 1999, ya lleva recicladas más de 2.500.000 unidades.

Las baterías utilizadas por los teléfonos móviles tienen una vida útil y pueden ser contaminantes si no se es cuidadoso con su destino final. Además, los materiales que las componen son valiosos y se pueden recuperar para volver a utilizar en procesos industriales y  en la fabricación de nuevas baterías.

En ese sentido, los edificios y oficinas comerciales de la empresa cuentan con buzones especialmente diseñados, donde los clientes y no clientes de movistar pueden depositar sus baterías agotadas, que luego son enviadas al proveedor Silkers para su posterior reciclado.

De esta manera, movistar garantiza una solución ecológica para todos los componentes obsoletos relacionados con su negocio, evitando su disposición final en rellenos sanitarios.

Cómo es el reciclado de los teléfonos

Una vez que un teléfono móvil cumple su vida útil, se realiza un desmonte manual de sus partes, separando las piezas por tipo de material a reciclar.

Luego, por medio de un complejo proceso, las carcazas, los cargadores, los cables y otros periféricos son triturados y reutilizados por empresas que usan el scrap de plásticos, chatarra de metales y el vidrio como insumos de nuevos procesos industriales.

Por su parte, los circuitos impresos e integrados y los transistores que comúnmente se conoce como residuo electrónico, son exportados por Silkers a la firma Umicore Recycling Solutions, de Bélgica, donde se refinan y recuperan materias primas, como metales preciosos y metales no ferrosos.

En el caso de las baterías utilizadas por los teléfonos móviles, el reciclado también comienza con el desarmado de la unidad. Toda la parte plástica se condensa en vapor, se vitrifica, y lo que se obtiene es reutilizado, por ejemplo, en asfalto.

Las partes metálicas –níquel, hierro, cobre, cobalto, aluminio- se recuperan a través de un horno de fusión y luego se utilizan en las industrias y en la fabricación de nuevas baterías.

Otros logros ambientales

En el año 2005, Movistar puso en marcha su sistema de gestión ambiental, que obtuvo la certificación según la norma ISO14001 en noviembre de 2009.

Algunos de los logros del sistema incluyen una reducción del 47% en el uso interno de papel, la generación de un canal verde para comunicación de temas ambientales para clientes y no clientes, la donación de papel usado para instituciones benéficas y la implementación de diversas acciones favorables para el cuidado del medio ambiente.

Por otra parte, como consecuencia de la migración a tecnología GSM se alcanzó una reducción del 30% en el consumo eléctrico en las redes de telefonía móvil.

Para obtener más información, los interesados pueden visitar la página web de la compañía: www.movistar.com.ar
 

Dejá tu comentario