Crisis financiera: en vez de controlar a inversores miraban porno en la web

Una investigación descubrió que trabajadores de la Comisión de Valores de EE.UU. descargaban pornografía en las computadoras de sus trabajos.

Entre los máximos responsables de vigilar la salud financiera de Estados Unidos desde los despachos de la Comisión de Valores hay varios aficionados al porno, según un informe gubernamental que deja en evidencia de reiteradas actividades ilegales en sus puestos de trabajo.

Mientras se gestaba el peor desastre financiero de los EE.UU. desde la Gran Depresión, algunos de los funcionarios de más alta jerarquía encargados de la supervisión de bancos y financieras pasaban mucho tiempo viendo pornografía en sus oficinas.

Una investigación interna de la Comisión de Valores (SEC, por su sigla en inglés) encontró que en los últimos dos años y medio 31 funcionarios de esa agencia pasaron un considerable tiempo de trabajo mirando, y en muchos casos descargando en sus computadoras, material pornográfico.

Entre los funcionarios consumidores de material “hot” se cuentan 17 altos funcionarios de la SEC con sueldos que oscilan entre los 100.000 y los 222.000 dólares anuales, establece el documento, elaborado a pedido del senador republicano Chuck Grassley, del estado de Iowa.

Durante el período que abarca la investigación, Bernard Madoff culminó su estafa de más de 45.000 millones de dólares e instituciones financieras como Bear Stearns, Merril Lynch, Lehman Brothers y la aseguradora American International Group (AIG) llevaron a cabo sus aventuras financieras de alto riesgo.

La SEC es la agencia que tiene la responsabilidad de supervisar las operaciones con valores de especulación financiera.

De acuerdo con los investigadores, un abogado de alto rango en la oficina central de la SEC, en Washington, pasó hasta ocho horas diarias ingresando a sitios pornográficos en Internet. Y cuando había llenado con imágenes pornográficas toda la memoria de archivo disponible en su computadora gubernamental, copió más imágenes a discos compactos o discos de vídeo que acumuló en cajas en su oficina.

Pero el delito no fue sólo masculino. Una contable de la SEC intentó el acceso a sitios pornográficos de internet 1.800 veces en un período de dos semanas y en el disco duro de su computadora tenía guardadas 600 imágenes pornográficas. Otro colega suyo trató de ingresar a sitios pornográficos 16.000 veces en un solo mes.

Dejá tu comentario