La organización PETA le manda regalos a la perra del minero Sepúlveda

Apenas habías salido de la mina chilena, le había preguntado a su esposa por la mascota.

La organización estadounidense de protección de los animales PETA le mandó al minero chileno Mario Sepúlveda, el segundo en ser rescatado del interior del yacimiento San José, una canasta de regalos para su perra y así reconocerle su preocupación por el animal.

Apodado ya "Súper Mario", el minero de 39 años mostró su inquietud por su mascota al preguntarle a su mujer por ella apenas salió de la mina donde pasó 70 días atrapado junto a sus 32 compañeros.

PETA aseguró en un comunicado que con este regalo, que incluye diferentes juguetes para perros, quiere agradecer al minero su dedicación a su mascota y resarcir a la perra "de la angustia que, sin duda, ha sufrido" durante la ausencia de su amo.

"Los perros son parte de la familia y merecen guardianes atentos como Sepúlveda", señaló la vicepresidenta ejecutiva de PETA, Tracy Reiman, en un comunicado.

Asimismo, Reiman señaló que mucha gente de se sintió identificada con el minero y su mascota y expresó su convencimiento de que los dos estarán juntos de nuevo muy pronto disfrutando de los presentes enviados por la organización.

Además de esos juguetes, PETA se ofreció para costear los gastos de la esterilización de la mascota de Sepúlveda en caso que no haya sido sometida todavía al proceso, recordando que los perros esterilizados suelen gozar de una mejor salud.

El colectivo hizo hincapié en que la esterilización sirve para luchar contra la crisis de superpoblación de gatos y perros.

Dejá tu comentario