La realeza europea se prepara para la boda de ensueño de una princesa

Los 1.200 invitados llegarán el 17 de junio para participar en los actos previos, cuyo costo se estima en 2,1 millones de euros.

La realeza europea en pleno se prepara para una nueva boda de princesa: la heredera del trono sueco se casa el próximo sábado 19 y prepara una fiesta para 1.200 invitados.


 


Victoria de Suecia está por estos días terminando de definir los detalles de su mega fiesta de casamiento con su ex entrenador, Daniel Westling.

La pareja recibió como regalo del Gobierno sueco mil copas de cristal talladas a mano. Pero también le enviaron obsequios particulares: una multinacional les mandó un enorme oso de peluche, y la Asociación de Apicultores de Suecia le obsequió a los novios nada menos que 100 mil abejas.

La gran incógnita sigue siendo el vestido de la novia. Desde hace semanas, se la vio a Victoria junto a su nueva estilista personal Tina Torqvist y las apuestas apuntan a que, con gustos tan sobrios y clásicos como los suyos, podría escoger un elegante diseño de Dior.

Los 1.200 invitados llegarán a Estocolmo el 17 de junio para participar en los actos previos, cuyo costo se estima en 2,1 millones de euros.


 


Esa misma noche está prevista una cena privada en el palacio de Drottningholm presidida por los reyes Carlos Gustavo y Sonia y, a la mañana siguiente, habrá una recepción en el Ayuntamiento de Estocolmo.

La boda será en la catedral de San Nicolás de Estocolmo a las 15.30, y participarán familiares, amigos, representantes de decenas de casas reales de todo el mundo y 3.000 periodistas de todo el mundo que se acreditaron para el evento.

Tras la boda, Westling se convertirá en Su Alteza Real el príncipe de Suecia y pasará a formar parte de la Familia Real, además de asumir el ducado de Vastergotland, ya que su esposa posee ese mismo título. Y ambos empezarán a prepararse para su coronación como reyes de los suecos.

Dejá tu comentario