Mató a su beba porque no comía

Un padre adolescente perdió la paciencia con su hija de sólo algunas semanas de vida.

Un joven de Liverpool, Inglaterra, fue condenado después de asesinar a golpes a su hija de siete semanas de vida en un ataque de ira porque la beba no quería alimentarse.


 


El hecho ocurrió el pasado 12 de enero cuando el adolescente de 17 años perdió la paciencia y golpeó a su beba que estaba enferma en el hospital, informa el diario español El Mundo.


 


La beba había sido ingresada al hospital de Liverpool por una infección urinaria que la tenía muy molesta. Al parecer, el joven intentó alimentar a su hija pero pronto desistió y se puso a ver tele. Momentos más tarde, notó que la cara de la pequeña estaba blanca, por lo que llamó a las enfermeras.


 


Sin embargo, los médicos que examinaron el cuerpo de la bebé pudieron comprobar que alguien le había roto 13 costillas y las dos piernas, posiblemente a golpes. Las primeras investigaciones forenses indicaron que el joven, llamado Joshua Bacon, había asesinado a golpes a la criatura, nervioso porque se negaba a comer.


 


Una de las enfermeras declaró que encontró a la beba inconciente, pálida y con sangre alrededor de la cabeza. La niña fue llevada a otro hospital de Liverpool, pero murió cuatro días más tarde a causa de un derrame cerebral.


 


Durante el juicio, en el que Bacon fue condenado por homicidio, la madre de la beba declaró que estaba decepcionada por la incapacidad de su pareja para cuidar a su propia hija. "En lugar de eso le causó un sinfín de heridas que la condujeron a la muerte", arremetió Danielle Smith, también de 17 años, para quien "cualquiera capaz de levantarle la mano a un niño debe ser condenado por asesinato".


 


"Sólo tuve a mi hija por muy poco tiempo, pero nunca olvidaré su sonrisa y la sensación de tenerla en mis brazos, y ninguna sentencia me la podrá devolver", expresó.

Dejá tu comentario