Obama echa al jefe de tropas en Afganistán tras polémicas declaraciones

El general Stanley McChrystal había criticado al presidente en una entrevista a Rolling Stone.

Ni The New York Times ni The Washington Post fueron los encargados de publicar las declaraciones que sellaron el fin del jefe de las tropas norteamericanas en Afganistán. Fue, en cambio, Rolling Stone, la revista insignia de la cultura rock, la que puso en sus páginas un reportaje al general Stanley McChrystal en el que cuestionó a sus superiores y al presidente Barack Obama, y que le costó el puesto.

El nuevo comandante en jefe de las tropas de EE.UU. y la OTAN en Afganistán, en sustitución de McChrystal, es el general David Petraeus. El relevo fue anunciado por Obama en la Casa Blanca, luego de una reunión de media hora con McChrystal en la qu ele pidió explicaciones sobre sus críticas.

"Acepté la dimisión del general Stanley McChrystal. Lo hago con gran pena pero sé que es lo correcto para la misión de nuestras tropas en Afganistán, para nuestro país y nuestra seguridad nacional", declaró el presidente.

Según explicó Obama en su alocución, de ocho minutos y en la que estuvo flanqueado por Petraeus y el jefe del Estado Mayor de EE.UU., el almirante Mike Mullen, "me gusta que haya debates... pero no toleraré divisiones entre el equipo al cargo de la guerra".

Obama aseguró que el relevo representa "un cambio en el personal, pero no en la política" hacia Afganistán y Petraeus, hasta ahora al frente del Mando Central, "se asegurará" de que la estrategia aprobada en noviembre pasado se pone en práctica para combatir a la red Al Qaeda y los talibanes.

En una entrevista concedida a la revista Rolling Stone, McChrystal describía a Obama como "poco implicado" en Afganistán en una de sus primeras reuniones.

También se mostró muy crítico contra el enviado especial estadounidense para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, al que describe como un "animal herido" y del que afirma que teme hasta leer sus correos electrónicos.

Aún más despectivos son los comentarios que, según el artículo, profirieron otros asesores del general, que describían al consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, James Jones, como "un payaso" que "se ha quedado en 1985".

Mientras el mandatario hablaba, el general McChrystal emitía su propio comunicado en el que anunciaba su dimisión debido a su "deseo de ver que tiene éxito la misión" en Afganistán.

"Apoyo firmemente la misión del presidente en Afganistán y estoy profundamente comprometido con nuestras fuerzas de la coalición, nuestros países socios y el pueblo afgano", señaló McChrystal.

El general, de 55 años, se había hecho cargo del mando en Afganistán hace un año, por recomendación del secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, que buscaba un militar que pudiera dar "otra visión" a la guerra.

Dejá tu comentario