Las conclusiones del secuestro de Kampusch

08 de enero de 2010

La Justicia cerró el caso de la joven austríaca que estuvo cautiva durante ocho años.

La Justicia austríaca dio por cerrado el caso de Natascha Kampusch, la joven que estuvo secuestrada durante 8 años, encerrada en el sótano una casa, al confirmar  que no hubo más cómplices ni implicados en el hecho.

El fiscal de Viena Werner Pleischl informó que Wolfgang Priklopil fue el único autor del secuestro, descartando así la sospecha que recaía sobre un amigo del acusado.

Durante las investigaciones, 110 personas fueron interrogadas y se analizaron muestras de ADN de la casa en cuyo sótano Natascha permaneció cautiva desde los 10 años.

La fiscalía anunció que no habrá más investigaciones y que todas las preguntas sobre el caso quedaron resueltas.

La joven, que ahora tiene 21, se mostró aliviada por la resolución, debido a que siempre sostuvo que nunca tuvo conocimiento de cómplices. “Ahora desea que estos espeluznantes rumores lleguen a su fin”, afirmó un vocero de Natascha.

La investigación del secuestro se había cerrado a los tres meses de que la joven lograra escapar tras ocho años de cautiverio, en 2006. Pero en octubre de 2008 se volvió a abrir por la sospechas de que más personas habrían participado en el hecho.

En tanto, las autoridades policiales admitieron errores en la investigación al descartar reiteradas veces a Priklopil como sospechoso.