Pese a la lluvia, miles de jóvenes colmaron bares para festejar San Patricio

17 de marzo de 2010

La agencia de Seguridad Vial pidió que quienes celebren con bebidas alcohólicas al santo no conduzcan.

La lluvia no amilanó a los jóvenes y frente a los pubs de Retiro había esta noche largas filas para participar del festejo de San Patricio, patrono de Irlanda, aunque para los propietarios implicó no poder sacar mesas a la vereda, lo que redujo la concurrencia. 


 


Con excelente ánimo pese al chaparrón, chicos y chicas aguardaban empapados y cantando ingresar a los locales, con gorros y prendas verdes (distintivo de Irlanda), color que también lucían en flores y líneas en torno a los ojos la mayoría de las camareras, vestidas en general de negro. 


 


Afuera de los pubs había vallas para ordenar el ingreso. Adentro reinaba la alegría e inclusive algunos aprovecharon para celebrar cumpleaños u otras conmemoraciones privadas y los grupos se ofrecían gustosos a posar para las fotos de la prensa. 


 


La fiesta de San Patricio "es la gran excusa para tomar cerveza", dijo un joven de nombre Angel. Pero los jóvenes no fueron los únicos concurrentes: "aquí hay muchos habitués, profesionales que vienen a la salida de sus estudios o consultorios, y hoy no se pierden la fiesta", comentó el encargado de uno de los pubs. 


 


Las calles Reconquista y Marcelo T. de Alvear, Paraguay y el pasaje Tres Sargento, entre San Martín y Leandro N. Alem, fueron el foco para que los jóvenes y no tan jóvenes fueran a saborear cerveza, que se elaboran en forma artesanal. 


 


Alejandro, encargado de Bárbaro Bar, en Tres Sargentos, repartió gorros de color verde a los clientes, que brindaban alzando los vasos y con cantos y agradecimiento a San Patricio por promover el encuentro. 


 


En Salmón II de la calle Reconquista, con capacidad para más de 250 personas, desbordaba la alegría y los cánticos se escuchaban desde la calle, donde camareras y personal de custodia repartían tickets para ordenar el ingreso. 


 


En Buller, en la calle Paraguay y sucursal del emblemático pub de Recoleta, desde muy temprano Hernán hacía peripecias para ubicar en bancos a la gran cantidad de jóvenes que esperaban en la puerta. 


 


La celebración comenzó a las 11 en la Catedral Metropolitana con un homenaje al general San Martín; a las 11:30 en el cementerio de La Recoleta hubo un homenaje al Almirante Guillermo Brown, en cuyo recuerdo colocaron a las 17:30 una placa en la Plaza Irlanda. 


 


Media hora después comenzó el tradicional y colorido desfile desde Arroyo y Suipacha hasta Plaza San Martín, seguido por una fiesta de danzas populares irlandesas. 


 


A la noche, impulsado por comerciantes de origen celta, los pubs de Retiro esperaban con comidas, bebidas y música típicas la llegada de los parroquianos, muchos de ellos turistas extranjeros. 


 


Año tras año, este extenso ritual de ingesta de cerveza en todas sus variedades, se cumple a lo largo de seis manzanas de la zona de Retiro y finaliza durante la madrugada del 18 de marzo.  La Agencia Nacional de Seguridad Vial, que depende del Ministerio del Interior, y las patrullas de la Ciudad de Buenos Aires, establecieron un operativo para control de alcoholemia. 


 


Según informó el organismo en un comunicado, el operativo será del tipo "cerrojo" con once puestos de control entre las calles Leandro N. Alem, Viamonte, Ricardo Rojas y Florida. 


 


En la mayoría de los pubs la cerveza era servida en vasos de plástico -de tres tamaños-, para prevenir el uso inadecuado de las botellas en las grescas que a veces ocurren a la salida.


 


Sin embargo, fuera del “boom” cervecero y los tréboles verdes, en Mercedes, a 100 kilómetros al oeste de la Capital, habrá también un festejo en la Iglesia de San Patricio, pero este estará más vinculado al reflejo del patrono de Irlanda, y su relación entre la historia y la fe católica.

La iglesia, de estilo gótico, tiene 450 metros cuadrados de vitrales -cuyo diseño responde al siglo XII y fueron hechos íntegramente en Alemania- y 18 gárgolas que representan a cuatro tipos de animales. Fue inaugurada el 17 de marzo de 1932, el día que se cumplían 1500 años de la llegada del apóstol a la isla.



Según la historia, Patricio nació bajo el nombre Maewyn en Escocia alrededor del 387, durante la ocupación de Bretaña por parte de los Romanos, quienes ya estaban bajo la influencia del cristianismo como su religión legal. Era hijo de un oficial romano y a los 16 años cayó prisionero de piratas irlandeses y luego fue vendido como esclavo.

Años después logró huir y comenzó a predicar la fe católica en Irlanda, en momentos en que la religión de la isla se bajo la fuerte influencia del paganismo de los clanes druidas. A San Patricio se le atribuye el milagro de haber liberado a la isla de serpientes. Conocido como el santo Apóstol de Irlanda, murió en esa isla de viejo, en el año 461.