Otra mala para Macri: Oyarbide le niega nulidad en causa por escuchas

10 de septiembre de 2010

El jefe de Gobierno porteño sostenía que la denuncia inicial fue consecuencia de un delito.

El juez Norberto Oyarbide rechazó un pedido de nulidad de la causa por espionaje telefónico  hecho por el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, quien se encuentra procesado en ese expediente con confirmación de la Cámara Federal.

La defensa de Macri había argumentado que la denuncia de Sergio Burstein sobre la escucha telefónica que sufría se originaba en un “delito”, ya que habría sido provista por un funcionario de la Secretaría de Inteligencia “que debía guardar secreto de lo conocido”.

Al desestimar el pedido de nulidad, Oyarbide consideró no probado que el agente de inteligencia Hugo Álvarez haya sido en realidad el autor de la llamada que luego provocó la denuncia penal.

El pedido había sido presentado por los abogados Santiago Feder y Ricardo Rosental, quienes adujeron que el origen de la denuncia estaba viciada de nulidad  porque vulneraba los artículos 157 y 248 del Código Penal, referido a la violación de secreto y a la ejecución de una orden ilegal.

En su rechazo, Oyarbide destacó que al ser indagado Álvarez negó la realización de la llamada advirtiendo a una hija de Burstein que uno de los celulares de su padre estaban siendo espiados por orden del ex jefe de la policía metropolitana Jorge “Fino” Palacios.

“Toda la argumentación se sustenta en la mera sospecha que tiene la defensa acerca de la participación de un agente de la Secretaría de Inteligencia en el anoticiamiento que surgió a partir de publicaciones de algunos medios de comunicación”, sostuvo el juez en alusión a una nota publicada por el diario Clarín.